La belleza de las orquídeas resplandece en el invernadero Fata Morgana de Praga

12-03-2010

Por quinto año consecutivo el invernadero Fata Morgana del Jardín Botánico de Praga ha florecido con la belleza de las orquídeas. Hasta el 21 de marzo los visitantes pueden admirar más de 150 especies botánicas de estas plantas exóticas y decenas de orquídeas cultivadas por el hombre para recrear su vista.

Foto: autoraFoto: autora Flores violetas, amarillas, rojas, rosadas y blancas de América, Asia y África, creciendo en árboles y en macetas. Todas las orquídeas que se presentan en el invernadero Fata Morgana son rarezas, debido a la desaparición paulatina de su ambiente natural.

Dracula gorgonaDracula gorgona El embajador de Venezuela en la República Checa, Víctor Julián Hernández León, plantó una orquídea de la especie Dracula, original de las montañas de América Central y del Sur.

El embajador de Venezuela Víctor Julián Hernández León, foto: autoraEl embajador de Venezuela Víctor Julián Hernández León, foto: autora “Nos han pedido que tomemos el patronato sobre esta actividad en vista de que se van a plantar orquídeas venezolanas. Pensamos que es algo muy especial puesto que este año que es el Año de la Biodiversidad estamos tratando de proteger lo más que podemos nuestra riqueza floral y nuestra fauna. El hecho de que acá logremos plantar una orquídea venezolana que es aparte de eso la flor nacional de Venezuela puede ayudar a perpetuar en el tiempo la existencia de especies problablemente en peligro”.

Foto: autoraFoto: autora Cabe agregar que el primer botánico que vio la orquídea Dracula fue el checo Benedikt Roezl.

Foto: autoraFoto: autora Věra Bidlová, del Jardín Botánico de Praga, advierte sobre la planta más grande en la exposición.

“En la terraza del invernadero hay dos ejemplares de la orquídea Coelogyne tomentosa, de unos 80 años de edad, que nos prestó el Jardín Botánico de Teplice. La planta, incluidas las hojas, tiene un diámetro de un metro. Es la orquídea más robusta que se puede ver aquí”.

Foto: autoraFoto: autora En la inauguración de la muestra este jueves, fue presentado asimismo el libro del botánico Jiří Rill con consejos prácticos de cómo cultivar orquídeas en casa.

Foto: autoraFoto: autora “Las orquídeas se cultivaban en territorio checo ya en el siglo XIX, pero entonces era el privilegio de la aristocracia porque las plantas eran muy caras. Hoy los cultivadores las consiguen en centros de siembra y las orquídeas son accesibles a cualquiera. A diferencia del pasado suelen cultivarse plantas híbridas que son mucho más resistentes”, explica el experto en plantas tropicales.

Muchas de las plantas expuestas proceden de colecciones de cultivadores privados, así como de la Universidad de Agricultura, una escuela secundaria de jardinería, y naturalmente del Jardín Botánico de Praga.

12-03-2010