Klaus: “La ONU no debería ampliar su agenda”

27-09-2010

La ONU no necesita nuevas tareas, todo lo contrario, su agenda debería reducirse. Así lo subrayó el presidente checo, Václav Klaus, en su discurso en la Asamblea 65 de dicha institución, efectuada el pasado sábado en Nueva York.

Presidente checo, Václav Klaus. Foto: ČTKPresidente checo, Václav Klaus. Foto: ČTK El presidente checo destacó que la Organización de las Naciones Unidas debería frenar sus ambiciones de desempeñar un papel clave en el gobierno a nivel global. Dicha organización internacional no debería tratar de solucionar la crisis económica, entre otras cosas, insistió Václav Klaus.

“Creo que hoy todos se dan cuenta de que la reacción a la crisis económica surgió bajo el pánico, que fue precipitado. Fue un intento de solucionar una cosa que, no obstante, generó a la vez muchos otros problemas. Eso se paga caro. El mundo ahora mismo empieza a darse cuenta de ello y de que no estuvo bien reaccionar así”, indicó.

El mandatario clasificó de errónea la idea de que la crisis económica surgió a raíz de un fallo del mercado y que la única solución era proceder a su regulación. Esa medida podría dañar gravemente el desarrollo de los mercados, opinó.

Presidente checo, Václav Klaus. Foto: ČTKPresidente checo, Václav Klaus. Foto: ČTK Klaus rechazó tajantemente la idea de crear otras instituciones multinacionales para hacer frente a las eventuales crisis globales. “Todo lo contrario, las instituciones como la ONU, deberían reducir sus gastos y número de empleados y dejar la solución de los problemas en las manos de los respectivos gobiernos que se responsabilizan a sus ciudadanos”, reiteró Klaus y agregó que la ONU debería seguir con su ideología original, es decir, el mantenimiento de la paz y seguridad a nivel internacional.

Por otro lado, Klaus abogó por una ampliación del número de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, que hoy día cuenta con cinco integrantes permanentes y diez no permanentes. El presidente checo dijo que es frustrante que los debates de los últimos 16 años, dedicados a este tema, no han dado ningún resultado.

“Ha llegado el momento para realizar un cambio y la República Checa está dispuesta a apoyarlo”, resaltó Klaus en Nueva York.

27-09-2010