Jueves negro para el fútbol checo

08-08-2014

El fútbol checo vivió un jueves negro al ver fracasar a sus tres representantes que buscaban el play-off de la Europa League. Tanto el Pilsen, como el Liberec y el Mladá Boleslav cayeron ante sus rivales en la vuelta de la tercera ronda preliminar y no jugarán la fase final del torneo.

Viktoria Pilsen - Petrolul Ploieşti, foto: ČTKViktoria Pilsen - Petrolul Ploieşti, foto: ČTK Un solo punto logrado en un total de seis partidos. Esa es la desgraciada balanza de los equipos checos en la tercera ronda preliminar de la Europa League.

La mayor decepción la sufrió el Viktoria Pilsen, que tras el prometedor empate a uno logrado la semana pasada en la cancha del Petrolul Ploieşti tuvo que tragarse este jueves en casa una humillante derrota de 1-4.

El club rumano se adelantó por 0-2 en el marcador. El Pilsen acortó las distancias, pero poco antes de la pausa, los Petroleros volvieron a anotar un gol que sentenció el partido, en opinión del entrenador del Pilsen, Dušan Uhrin.

Dušan Uhrin, foto: ČTKDušan Uhrin, foto: ČTK “Es difícil remontar un 3-1. A pesar de ello queríamos probarlo tras el descanso y jugar de manera activa. Por desgracia no logramos marcar. Creo que el tercer gol del rival fue decisivo”, dijo.

El 4-1 es el peor resultado de los cerveceros en las copas europeas en los últimos cuatro años. Si bien su eliminación sorprendió a la hinchada, el adiós a Europa de los otros dos equipos checos se esperaba.

El Liberec, que cayó por 0-3 en la ida ante el Astra Giurgiu rumano, se adelantó en la vuelta por 2-1, pero al final perdió por 2-3. El centrocampista Martin Frýdek subrayó que los Diablos negros han sido rivales de alta calidad.

Martin Frýdek (a la derecha), foto: ČTKMartin Frýdek (a la derecha), foto: ČTK “Cómo han visto, esos muchachos tuvieron muy buena técnica, juegan de manera excelente arriba, aunque en la defensa no están tan seguros, lo que nosotros no logramos castigar. Por desgracia hemos recibido dos goles tontos al final del partido, el de empate a dos fue decisivo, ya que después ya sabíamos que no podíamos avanzar”, señaló.

También el Mladá Boleslav se daba cuenta de que, tras perder por 1-4 en casa frente al Lyon, este jueves en Francia tendría que pasar un milagro para que siguiera en las copas europeas.

El equipo de Bohemia Central mantuvo el empate a uno hasta el minuto 89, cuando el camerunés N´Jie dio la victoria a los franceses, según lamentó el centrocampista Jan Štohanzl.

Jan Štohanzl (a la izquierda), foto: ČTKJan Štohanzl (a la izquierda), foto: ČTK “Es una pena que hayamos encajado el gol, pero nosotros jugamos al final del partido ya bastante arriba y ellos tienen la calidad necesaria para materializar los contragolpes. Pero podíamos tener un poco de suerte. En la primera parte estrellé el balón en el larguero. De haber marcado, el partido habría sido diferente. Creo que estábamos en condiciones de lograr un resultado mejor. Desgraciadamente al final marcó el rival”, mencionó.

El único representante checo que quedó en la fase previa de la Europa League es el Sparta de Praga, al que le tocará jugar el play-off después de no lograr clasificarse para la Liga de Campeones.

08-08-2014