Juan Polvillo y La Chiri cuentan sobre "Colores de Amor" en el lenguaje de flamenco

16-04-2007

El Teatro ABC de Praga vivió este domingo una caliente noche sevillana de flamenco. La Compañía Flamenca de Juan Polvillo y la bailaora La Chiri estrenaron una historia de amor vestida de diferentes colores, cosechando frenéticos aplausos del público capitalino.

Desde el enamoramiento y la pasión, a través del deseo de la libertad y el orgullo, la soledad y la tristeza, hacia la aceptación y el amor maduro correspondido camina el amor que narra Jana Haluková, o sea La Chiri, en su espectáculo "Colores de Amor".

"Yo pienso que con el arte hay que llegar a los corazones de la gente y lo que más nos preocupa a todos nosotros en este mundo y en esta vida son las relaciones interpersonales, tanto de familia, como de pareja, de amistades ... Y yo pienso que el amor es la cosa más importante. Creo que lo que nos vamos a llevar de este mundo cuando nos iremos de aquí van a ser los amores que hemos vivido".

Siguiendo el guión de La Chiri, el bailaor sevillano Juan Polvillo, que actuó, entre otras películas, en "Sevillanas de Carlos Saura", se encargó de las coreografías de los bailes y su compañía del arreglo musical de la obra. Le preguntamos a Juan si está de acuerdo con la idea de que el hombre necesita el coraje para aceptar el amor.

"Yo creo que sí, que tú tienes que tener el coraje para enamorarte. Si no tienes coraje, yo creo que no te enamoras. Si verdaderamente estás enamorado tienes que tener coraje para luchar por ese amor".

En las escenas de flamenco fueron intercalados fragmentos de poesía, explicó La Chiri.

"Me ha concedido letras el cantautor David DeMaría, de España, otras letras fueron de Ramón Machón Pascual que trabaja en la Embajada de España en Praga pero yo creo que tiene el alma de artista, publicó un libro de poemas que se llama ´El amor, ese animal dormido´. Otras letras han sido de la actriz Eva Horká que interpretó la poesía en el escenario".

La Chiri confesó que su escena preferida es la última en la que ella y Juan, vestidos de blanco, representan el amor correspondido, acompañados en el baile por un chico pequeño.

"Valentín es un alumno mío, lleva bailando tan sólo medio año, tiene diez añitos. Es increíble el sentido de ritmo que tiene. Creo que ese niño va a llegar muy lejos si sigue con el flamenco. Ahora se ha apuntado al curso de Juan, es su ídolo, y va a ir también a Sevilla a estudiar".

¿Cómo debe ser un amor para que pueda decir éste es el verdadero amor?, preguntamos al final a La Chiri.

"Yo creo que cuando ya las dos personas se conocen bien y se aceptan uno al otro, tal como son, sin necesidad de cambiar uno al otro. Cada uno va cogiendo su camino por la vida, se están acompañando, y los dos están creciendo, es decir que los dos están bien".

El bailaor Juan Polvillo se quedará en Praga una semana más para enseñar algo de su arte a todos los interesados en el flamenco. Los que se perdieron el espectáculo "Colores de Amor" tendrán la oportunidad de verlo el próximo 24 de junio en el Festival de Flamenco en Mnísek pod Brdy.

16-04-2007