Jornada Nacional Contra el Cáncer advierte de esa dolencia

15-05-2013

La caléndula, que se emplea también medicinalmente, se puede adquirir este miércoles en las calles de un sinnúmero de ciudades y pueblos de la República Checa. Y es porque se celebra la Jornada Nacional Contra el Cáncer y esa llamativa flor amarilla es símbolo en este país de la lucha contra ese mal.

Foto: Filip Jandourek Foto: Filip Jandourek En unas 160 ciudades y pueblos de Chequia, grupos de jóvenes ofrecen en las calles a los ciudadanos una caléndula artificial. Con su compra, a un precio simbólico, cada persona puede contribuir a la lucha contra el cáncer en este país, en el marco de la Jornada Nacional Contra el Cáncer.

Cada año la flor viene acompañada de una cinta de color distinto, que caracteriza el tipo de cáncer en cuya prevención e investigación serán utilizados los recursos recaudados durante la campaña. Este año la cinta es de color verde oscuro, lo que significa que la Liga Contra el Cáncer, organizadora de la actividad, centra la atención esta vez en el cáncer del intestino grueso y del recto.

Michaela Fridrichová, presidenta de la Liga Contra el Cáncer en Praga, afirma que la campaña contra el cáncer, que se realiza por decimoséptimo año consecutivo, es muy bien recibida por los ciudadanos y aporta significativos recursos a la lucha contra la enfermedad.

“Cuando hace unos 23 años creamos la Liga Contra el Cáncer para impulsar programas de prevención, el cáncer estaba muy extendido en el país. Por ejemplo, a unas 3.500 mujeres les era diagnosticado cada año cáncer de mama y la mitad moría a causa de la enfermedad. El número de enfermos aumentaba constantemente. Gracias a las Jornadas Contra el Cáncer hemos logrado llamar la atención de la población sobre la problemática y ampliar la prevención, lo que tiene como resultado que actualmente el número de enfermos disminuye”.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Sin embargo, en el caso del cáncer de colon, por ejemplo, la República Checa tiene mucho por hacer todavía para prevenir la enfermedad. El país ocupa el tercer lugar en Europa en cuanto al número de enfermos, después de Eslovaquia y Hungría. Anualmente esa dolencia es diagnosticada a unas 9.000 personas en Chequia, de las que la mitad sucumbe a este mal.

Durante la Jornada de Lucha Contra el Cáncer, en la Plaza Venceslao en Praga fue instalada una tienda de campaña de color amarillo donde es posible consultar a oncólogos y otros especialistas. Personalidades de la vida pública y cultural propagan allí también la importancia de la prevención, ya que en el caso del cáncer del intestino grueso se consigue una curación completa en la mayoría de los casos si la enfermedad se detecta en fases iniciales.

Varios oncólogos checos, entre ellos Petra Tesařová de la Clínica de Oncología del Hospital Facultativo General de la Universidad Carolina de Praga, apreciaron en la Jornada Nacional Contra el Cáncer la decisión de la actriz estadounidense Angelina Jolie de informar al mundo entero de que se extirpó los senos para prevenir el alto riesgo de padecer cáncer de mama u ovario.

”Hay que agradecerle a Angelina Jolie el hecho de publicar ese dato y una experiencia personal tan íntima sobre su salud. Además de tener la valentía y fuerza para someterse a esa operación, Jolie llamó la atención sobre el problema del creciente número de mujeres jóvenes con cáncer de mama. Y esa es una cuestión sumamente importante, un tema del que lamentablemente se habla poco todavía”.

En Praga la Jornada Nacional Contra el Cáncer viene acompañada de un rico programa cultural al aire libre, que se efectúa en el centro de la capital checa.

15-05-2013