Jiří Bělohlávek vuelve a dirigir la Orquesta Filarmónica Checa

09-10-2012

Después de 20 años, el director Jiří Bělohlávek vuelve a encabezar la Orquesta Filarmónica Checa. Su llegada marca una nueva época para el conjunto musical más importante del país.

Jiří Bělohlávek, foto: ČTKJiří Bělohlávek, foto: ČTK La Sinfonía No. 5 de Ludwig van Beethoven, la Sinfonietta de Leoš Janáček y algunas composiciones de Gustav Mahler abrieron la semana pasada la 117 temporada de la Orquesta Filarmónica Checa. Por primera vez, los músicos tocaron bajo la batuta de su nuevo conductor, Jiří Bělohlávek.

En una entrevista para la Televisión Checa Bělohlávek habló de sus sentimientos en su nuevo cargo.

“Es el principio de un nuevo periodo en mi vida profesional y personal y lo espero con mucha ilusión”.

Jiří Bělohlávek ya estuvo al frente de la Orquesta Filarmónica Checa entre los años 1990 y 1992, sin embargo tuvo que abandonarla por no ser aceptado por parte de sus músicos.

Su regreso a la orquesta más importante del país es acompañado de grandes expectativas. En las últimas dos décadas, la orquesta vivió un periodo de crisis y perdió el renombre del que gozaba durante el comunismo. Eso debería cambiar gracias al nuevo director y a una profunda reforma interna que tiene por objetivo motivar a los músicos y mejorar su rendimiento, explica David Mareček, director general del conjunto.

David MarečekDavid Mareček “Uno de los elementos más importantes de la reforma es un mejor control de la calidad musical. Cuando un músico no rinde bien, podría perder una tercera parte de su salario y hasta ser despedido de la orquesta. Habrá más ensayos y tres conciertos a la semana en lugar de los dos conciertos actuales. Eso debería ayudar a mejorar las actuaciones y permitirnos viajar más al extranjero”.

La reforma interna fue una de las condiciones de Jiří Bělohlávek quien además solicitó un aumento de salarios de los músicos. En los últimos años muchos abandonaron la Filarmónica Checa porque orquestas extranjeras les ofrecían sumas más interesantes, señala David Mareček.

Jiří Bělohlávek, foto: ČTKJiří Bělohlávek, foto: ČTK Según él, la Orquesta Filarmónica Checa quiere crear una nueva relación con el público. En los últimos meses inundaron la capital vallas publicitarias que presentan de manera lúdica a los miembros del conjunto con sus instrumentos respectivos. La nueva temporada ofrecerá programas educativos para todos los que sienten timidez al llegar a una sala de concierto y quieren saber más sobre cómo funciona una orquesta y cómo se crea la magia de un espectáculo musical.

Atraer la atención de los checos hacia la música clásica y volver a llenar las salas es uno de los retos principales de la Orquesta Filarmónica Checa y de su nuevo director Jiří Bělohlávek para los años que vienen.

09-10-2012