Ivo Jahelka - abogado cantante

17-01-2005

Raras veces acontece que una persona una en sí dos actividades tan distintas como trabajar de abogado y ser cantante. Ivo Jahelka lo consiguió y demostró sus cualidades en ambos campos.

Ivo Jahelka nació en Dacice, Bohemia del Sur en 1954. Se licenció en la Facultad de Derecho en Praga y comenzó a ganarse la vida como abogado. Sin embargo, no abandonó su afición a la composición de música y letras. Comenzó entonces a musicalizar las historias de la vida y los casos jurídicos que venía escuchando en las tribunales ejerciendo su práctica de abogado. Su profesión le permitió sacar inspiración también de actas administrativas, registros policiales y otros documentos oficiales. Solía ofrecer sus canciones al público en clubes y teatros de Praga.

En el año1985, Ivo Jahelka debutó con el disco "Se litigaban", y a partir de entonces logró editar otros siete discos, cuatro de ellos por su cuenta. Además de los discos, Jahelka colaboró en obras musicales y publicó tres libros humorísticos sobre el ambiente jurídico. En el año 2003, comenzó a protagonizar la serie televisiva "El no conocer la ley no excusa" cuyo objetivo es informar de forma entretenida al público sobre el lenguaje y normas jurídicos. El programa está compuesto por canciones, citas de actas jurídicas y relatos.

El mayor encanto de Ivo Jahelka consiste en las letras de sus canciones al estilo de baladas humorísticas, utilizando un lenguaje vivaz, rimas inusuales, y un desenlace sorprendente. Su dominio del idioma checo le permite crear textos de alto valor lingüístico y humorístico, creados siempre en base a una experiencia real. Canciones humorísticas se van alternando con las composiciones de tono más serio, donde el autor reflexiona sobre el sentido del Derecho en la sociedad actual. Sus palabras las acompaña tocando la guitarra. Se han hecho populares frases enteras de sus canciones.

A Ivo Jahelka no le gusta mucho su apodo de "abogado cantante", se considera más bien un narrador de historias de la vida. Sin embargo, logró unir su profesión y su afición de tal manera, que no tiene par en la República Checa.

17-01-2005