Insólito: le quitan licencia de conducir a ministro checo de Transportes

11-11-2010

Seis meses sin permiso de conducir y una multa en dinero que asciende a los 200 euros. Y todo por ir al volante de un vehículo sin matrícula. El ministro checo de Transportes, Vít Bárta, asumió su culpa y sostuvo que no apelará la decisión de las autoridades.

Vít Bárta, foto: www.vlada.czVít Bárta, foto: www.vlada.cz La noticia ha dado la vuelta al mundo. Hasta el New York Times informó sobre este tema, así como diversos sitios de Internet en español, debido a lo insólito del caso: que el ministro de Transportes de un país se quede sin licencia de conducir por infringir la ley.

Eso sucedió con el ministro checo de la cartera, Vít Bárta, quien en julio pasado iba distraídamente conduciendo su lujoso vehículo personal, regresaba de su boda, hasta que la policía de carreteras lo detuvo, porque el auto no tenía patente.

Recién esta semana, las autoridades de Nymburk, donde ocurrieron los hechos, dictaminaron que el ministro Bárta merecía un castigo de seis meses sin licencia y 200 euros de multa. En declaraciones a la estación privada Nova, el ministro de Transportes sostuvo que acataría dicha decisión.

Vít Bárta, foto: www.vlada.czVít Bárta, foto: www.vlada.cz “Debo pagar una multa de 200 euros y además me he quedado sin mi licencia de conducir hasta mayo próximo. Naturalmente, pienso acatar la resolución, ya que el sistema legal debe funcionar para todos por igual”, indicó Bárta.

La decisión de no apelar ha sido muy comentada por la prensa checa, que teoriza sobre qué hubiera sucedido si el ministro no se hubiera mostrado tan sumiso. Pues que un subalterno suyo habría tenido que ver el caso, lo que se habría transformado en un evidente conflicto de intereses.

Además, el castigo pudo haber sido peor. Vít Bárta, que tiene permiso de conducir desde hace solo dos años, podría haber sido multado con 400 euros y su licencia haber sido retirada por un año. Por lo que, visto desde esa perspectiva, las autoridades de Nymburk han sido benevolentes con él.

Desde ahora en adelante, hasta que recupere su permiso de conducir en mayo próximo, el ministro ha prometido que solo se movilizará en vehículos oficiales, con chofer, y que los fines de semana le pedirá a su esposa que lo lleve en el coche familiar.

Cuando fue sorprendido conduciendo sin placa, el ministro se defendió diciendo, por medio de un portavoz, que había perdido la patente de su coche en un camino de tierra. Pero eso no fue excusa suficiente para librarse del castigo, por muy ministro de Transportes que sea.

11-11-2010