Insatisfactoria respuesta diplomática cubana sobre retención de dos checas

02-02-2006

El Ministerio de RR.EE checo calificó de insatisfactoria la respuesta diplomática cubana sobre la reciente retención de dos checas en la Habana.

Mariana Kroftová y Helena Houdová (Foto: CTK)Mariana Kroftová y Helena Houdová (Foto: CTK) El Ministerio de RR.EE. checo convocó a la encargada de negocios de Cuba en Praga, Aymee Hernández Quesada, para que explicara las razones por las que habían sido retenidas dos ciudadanas checas en Cuba.

La modelo checa Helena Houdová fue detenida el lunes pasado, junto con la psicóloga Mariana Kroftová, en la barriada popular de la Habana, Arroyo Naranjo.

"La encargada de negocios de Cuba justificó la retención de las dos ciudadanas checas en Cuba alegando que en cooperación con disidentes habían desarrollado de manera consciente actividades contrarrevolucionarias". Dijo el portavoz de la Cancillería checa, Richard Krpac.

La Cancillería checa insistió en que al impedir a las ciudadanas que se comunicaran con la Embajada en La Habana, las autoridades cubanas violaron el derecho internacional.

El ministerio de RR.EE. checo expresó su desacuerdo por el hecho de que las ciudadanas checas Helena Houdová y Mariana Kroftová fueran recluidas durante once horas por el simple hecho de tomar fotografías.

Todo indica que las checas no cometieron ningún delito, pero a pesar de ello fueron retenidas durante once horas, primero en una estación de policía y posteriormente en una oficina de inmigración.

La respuesta de la funcionaria cubana sobre la retención de las ciudadanas checas fue calificada como insatisfactoria por el Ministerio checo, que queda a la espera de noticias por parte de sus homólogos de La Habana.

Las relaciones entre Praga y La Habana mantienen cierto grado de tensión desde la derrota del comunismo en Europa en 1989 y la desaparición de la "Cortina de Hierro".

El ex líder estudiantil Jan Bubenik y del ex ministro Ivan Pilip fueron detenidos y encarcelados en 2001, el año pasado fue expulsado de la Habana el senador Karel Schwarzenberg y las autoridades cubanas impidieron la celebración de la Fiesta Nacional Checa en un hotel de La Habana, por haber invitado a disidentes.

02-02-2006