Indigentes checos de nuevo al trabajo gracias a un proyecto del Ejército de Salvación

05-10-2015

Un nuevo proyecto del Ejército de Salvación se propone encontrar trabajo para aquellos indigentes que tengan la capacidad de comprometerse. Los primeros participantes ya disfrutan de su nuevo empleo y se espera que a lo largo del año se beneficien de la iniciativa unas 20 personas.

Foto: página web del Ejército de SalvaciónFoto: página web del Ejército de Salvación Encontrar trabajo y ser capaz de mantenerlo es una de las condiciones imprescindibles para abandonar la indigencia. Conscientes de ello, un nuevo proyecto de la organización caritativa Ejército de Salvación ha comenzado ya a buscar puestos de trabajo para las personas sin hogar. Se trata de un programa en colaboración con empresas multinacionales, que se comprometen además a pagar al trabajador el alquiler de su nueva vivienda.

Los candidatos pasan un proceso de selección en el que se valora su honradez, motivación para trabajar y el modo en el que han acabado en la calle. Luego reciben cierta formación con ayuda de trabajadores sociales.

Uno de los primeros beneficiados es Líbor, que perdió su casa debido a una deuda y ahora ha vuelto al trabajo después de dos años. Gracias al programa ahora es operario en una línea de montaje.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková “He vuelto a la vida. Lo que se ofrece en la Oficina de Trabajo o en la ayuda de emergencias materiales no es vida. De la deuda se quiere encargar una firma, que me ayudaría a ir pagando mis compromisos y acreedores, y luego ya me vería libre”.

Las primeras reacciones son positivas, y algunas empresas cuentan con reinsertar en el mercado laboral a unos 20 indigentes este año, aunque la lista de espera es de momento de algo más de 40 personas. Más adelante el Ejército de Salvación tratará de aumentar la capacidad e incluso de negociar el cierre de contratos indefinidos.

Una de las empresas involucradas es Siemens. Su director general en la República Checa, Eduard Palíšek, valora positivamente la experiencia.

Eduard Palíšek, foto: SiemensEduard Palíšek, foto: Siemens “Se trata de puestos de trabajo en montaje, administración… Puede tratarse también de constructores. Sé que entre esta gente hay también personas con la formación adecuada”.

Al ser un proyecto pionero en el país, sus autores esperan que otras Organizaciones No Gubernamentales emprendan programas similares y que el número de empresas colaboradoras aumente.

Según el Ministerio de Trabajo en la República Checa viven unos 30.000 indigentes, de los que aproximadamente 5.000 tienen empleo. Un número indeterminado realiza trabajos temporales sin contrato.

05-10-2015