Impiden a gitanos checos viajar a Canadá

24-08-2015

Los gitanos checos tienen problemas para viajar a Canadá. Durante los dos últimos meses la compañía aérea canadiense Air Transat impidió subir a bordo de su avión a varios gitanos en el aeropuerto de Praga. La situación hace recordar el año 2001 cuando de manera semejante reaccionaron las autoridades británicas a la ola de inmigrantes gitanos checos que pedían asilo en Gran Bretaña.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga Unos 20 gitanos de la República Checa que en las últimas semanas querían viajar a Canadá para visitar a sus parientes radicados en ese país tuvieron que regresar del aeropuerto Václav Havel de Praga a casa, según confirmó la ONG Roma Community Centre, de Toronto.

Entre los gitanos a los que, a pesar de tener pasaje de avión y pasaporte válidos, les fue denegado el embarque a un avión de la compañía canadiense Air Transat figura Josef Herák, quien asegura no entender los motivos de ese procedimiento.

“Al dirigirnos un grupo de viajeros al mostrador de despacho de equipajes de la compañía en el aeropuerto de Praga, vino allá un señor que hablaba inglés, recogió los pasaportes, llamó por teléfono a alguien y se marchó. Al rato regresó al mostrador, nos dijo “no” y se acabó”.

Al protestar los viajeros a los que les fue impedido partir a Canadá ante representantes de la compañía aérea en cuestión, éstos indicaron que deben respetar las recomendaciones de los agentes de inmigración. De no ser así, las aerolíneas podrían llegar a pagar una alta multa. Además, en caso de llevar al viajero a Canadá y que a éste le sea impedido entrar al país, las aerolíneas deberían cubrir los gastos de su viaje de regreso.

La parte canadiense afirma que los motivos para rechazar a un pasajero son varios. Por ejemplo, un pasaporte con una validez inferior a los seis meses, que al viajero que en el pasado había visitado Canadá le fuera prohibido regresar a ese país, o que su hoja de antecedentes penales no esté limpia.

Aeropuerto de Praga, foto: CzechTourismAeropuerto de Praga, foto: CzechTourism Las circunstancias hacen recordar el año 2001, cuando a raíz de la gran cantidad de gitanos checos que se marchaban a Gran Bretaña, las autoridades de ese país impusieron condiciones rígidas para la entrada a su territorio y la concesión de asilo. También las autoridades canadienses impidieron entonces la entrada a muchos gitanos checos.

No obstante, actualmente la situación es diferente. El número de solicitantes checos de asilo en Canadá se reduce constantemente, además que son pocas las personas que lo obtienen. El año pasado por ejemplo, pidieron asilo en Canadá 122 ciudadanos checos y lo obtuvieron 22.

24-08-2015