Iglesias reciben más de 70 millones de euros de los bienes confiscados por los comunistas

29-12-2015

El Estado checo entregó a las iglesias y congregaciones religiosas alrededor de 74 millones de euros este año como abono del programa de restituciones de las propiedades confiscadas durante el comunismo. Igual que el año anterior la mayoría de las iglesias ha optado por ahorrar para el futuro.

Foto: Robert Aichinger, Free ImagesFoto: Robert Aichinger, Free Images La ley para la restitución de los bienes a las iglesias es un paquete de medidas para la devolución del 56% de todas las propiedades confiscadas por el régimen comunista.

Su valor fue calculado en 2.900 millones de euros, a lo que hay que agregar una compensación financiera de 2.300 millones de euros que se pagará a plazos durante unos 30 años.

Este año las iglesias y congregaciones religiosas recibieron alrededor de 74 millones de euros, de los cuales unos 55 millones correspondieron a la Iglesia católica.

Tomáš Holub, foto: ČT24Tomáš Holub, foto: ČT24 Al igual que el año pasado, la mayoría de las iglesias decidió dejar el dinero en sus cuentas para los llamados tiempos de vacas flacas, según confirmó el secretario general de la Conferencia Episcopal, Tomás Holub.

“No queremos malgastar el dinero, y hoy no podemos invertir para ayudar a la sociedad en proyectos de futuro”.

El ministro de Cultura, Daniel Hermann, cuya cartera llevó las negociaciones con las iglesias, entiende los pasos adoptados por la mayoría de las congregaciones.

Daniel Herman, foto: Martina SchneibergováDaniel Herman, foto: Martina Schneibergová “Quieren ahorrar para el futuro, porque las ayudas del Estado se reducirán hasta desaparecer por completo”.

Pero no todo se ha limitado a los ahorros. La Iglesia católica ha invertido en la reparación de templos. La reconstrucción de un templo en la ciudad de Ostrava costó dos millones y medio de euros y fue financiada con fondos del obispado.

La Federación de Comunidades Judías llevó a cabo una monumental reparación de la Sinagoga de Maisel por más de un millón de euros, y parte de los gastos se cubrieron con dinero de las restituciones.

El abono de este año para la iglesia Husita fue de cuatro millones de euros, mientras que la iglesia de los Hermanos Checos obtuvo unos tres millones de euros y la ortodoxa un millón y medio de euros.

Se estima que el régimen comunista expropió a las iglesias unos 2.500 edificios, 175.000 hectáreas de bosques y 25.000 hectáreas de tierras laborables.

29-12-2015