Iglesia católica investigará a sacerdotes sospechosos de cooperar con comunistas

06-02-2007

El Primado de la iglesia católica checa, Miloslav Vlk, pidió que se investigue el pasado de sacerdotes sospechosos de colaborar con el régimen comunista.

Cardenal checo, Miloslav VlkCardenal checo, Miloslav Vlk Después de la dimisión del arzobispo polaco Stanislaw Wielgus, el pasado 7 de enero, acusado de colaborar con la policía secreta de Polonia, el cardenal checo Miloslav Vlk anunció la creación de una comisión, en Praga, que estudiará a los sacerdotes sospechosos de haber colaborado con la Seguridad del Estado comunista.

El primado de la iglesia católica checa, Miloslav Vlk, dijo que no se trataba de una "cacería de brujas", pero que era necesario investigar cuáles sacerdotes habían colaborado con las instituciones de la Seguridad en la época comunista.

Fuentes de la Conferencia Episcopal checa adelantaron que en la comisión, que llevará el nombre de "Pasado Abierto", trabajarán historiadores y representantes de la iglesia católica.

El cardenal visitó los archivos de la antigua policía política donde personalmente estudió los expedientes de unos cuarenta sacerdotes.

En la época comunista Miloslav Vlk trabajaba como secretario del obispo Josef Hlouch, en el sur del país, pero fue perseguido por el régimen comunista, le prohibieron ejercer y terminó como limpia-ventanas, pero continuó oficiando misas de manera clandestina.

Durante su visita a los archivos de la desaparecida policía política checoslovaca, el cardenal Miloslav Vlk pudo hojear el expediente que contra él tenían los agentes comunistas.

El expediente estaba archivado bajo el nombre de "Secretario" y se encontraba ricamente documentado con fotografías, en las que se podía ver al clérigo reunido con representantes del movimiento disidente.

Los historiadores estiman que la comisión "Pasado Abierto" podría estudiar más de cien casos de sacerdotes católicos que colaboraron con el régimen comunista de la antigua Checoslovaquia.

06-02-2007