Hoteles de lujo en la mira de inversores rusos y estadounidenses

21-10-2014

El mercado inmobiliario en Chequia registra una amplia reanimación este año gracias al creciente interés de inversionistas extranjeros. Los analistas destacan en este contexto la demanda de los inversionistas por los hoteles de lujo en este país, lo que se debe a un nuevo auge del sector turístico.

Foto: archivo del hotel Four SeasonsFoto: archivo del hotel Four Seasons Los hoteles de lujo que hasta hace algo más de un año no se encontraban en la mira de los inversionistas, actualmente atraen el interés de compañías y hombres de negocios de Rusia y Estados Unidos. Por ejemplo, el hotel Four Seasons, situado en un atractivo lugar en el centro de Praga y que dispone de más de 160 habitaciones, estaba a la venta por 73 millones de euros durante más de dos años. Hace unos dos meses el hotel fue vendido a una firma estadounidense, tratándose de la mayor transacción comercial de este año.

El auge del mercado inmobiliario en Chequia se debe a que comenzó a crecer nuevamente el número de turistas que visitan el país, afirma el analista Pavel Kliment, de la compañía KPMG.

“El motivo del creciente interés por la financiación de los hoteles es que aumenta su rendimiento gracias a la reanimación del turismo. Además, se trata mayormente de edificios que están situados en el centro de las ciudades, especialmente en Praga, y en otros sitios de atractivo turístico”.

Malá Strana, foto: CzechTourismMalá Strana, foto: CzechTourism Entre los inversionistas extranjeros en hoteles en Praga prevalecen compañías y hombres de negocios de Rusia. Desde junio una compañía rusa es propietaria por ejemplo del hotel Savoy de cinco estrellas. Otra firma rusa compró hace poco el hotel Augustine, que se encuentra en el histórico barrio de Malá Strana de la capital checa. Las compañías extranjeras quieren comprar inmuebles que están en servicio desde hace algún tiempo, mientras que la edificación de nuevos hoteles la consideran arriesgada después de la prolongada crisis económica.

Al mercado hotelero checo llegan actualmente numerosas compañías que hasta el presente no se encontraban en este país, como Penta Hotels o Motel One. Los inversionistas pueden contar en sus planes con la ayuda de los bancos que están interesados en este tipo de negocios, y en especial los bancos nacionales, sostiene Tomáš Tajer, gerente de CPI Property Group, una de las mayores firmas nacionales inmobiliarias y de inversiones.

Hotel Augustine, foto: CzechTourismHotel Augustine, foto: CzechTourism “En vista de que durante unos cinco años la economía del país estuvo estancada y con ello también las nuevas inversiones, los bancos en Chequia ahora administran grandes capitales. Y están muy interesados en invertir ese dinero en proyectos con perspectiva”.

Los economistas prevén que el desarrollo del sector inmobiliario en Chequia continuará también el próximo año, más cuando se cuenta con un nuevo aumento del número de turistas del exterior. Además, gracias a la devaluación de la corona checa, para los visitantes extranjeros las estadías en este país resultan ahora más baratas que antes.

21-10-2014