Histórico empate del Slavia Praga frente al FC Barcelona

06-11-2019

El Slavia Praga rescata un punto de su visita al Camp Nou y apura sus últimas opciones de seguir con vida en Europa.

Foto: ČTK /AP / Joan MonfortFoto: ČTK /AP / Joan Monfort La cuarta jornada de la Champions League dejó este martes un emocionante encuentro entre el Slavia Praga y el Fútbol Club Barcelona, en el que los checos hicieron historia sacando un empate.

Foto: ČTK / AP / Emilio MorenattiFoto: ČTK / AP / Emilio Morenatti Desde el punto de vista deportivo, el premio es insuficiente para un Slavia que va último de grupo y que sigue teniendo muy difícil mantenerse en competición europea lo que resta de temporada. Pero moralmente, puede decirse que el 0-0 conseguido en el Camp Nou es una merecida recompensa al atrevimiento y la potencia física que los de Jindřich Trpišovský demostraron en el campo.

Ya desde el comienzo del partido el Slavia dejó claro que no lo iba a poner fácil. Aunque era obvio que el Barcelona es un equipo superior tácticamente y que puede crear peligro con relativa facilidad, la defensa checa siempre aparecía cuando era necesario.

Con esta tónica general, y con el guardameta del Slavia, Ondřej Kolář, salvando dos ocasiones, los equipos se fueron al descanso 0-0 y se dejaron oír protestas en las gradas del estadio por el juego de los locales.

Foto: ČTK / AP /  Joan MonfortFoto: ČTK / AP / Joan Monfort La segunda parte trajo esperanzas al Barcelona, que dio la impresión de estar más metido en el partido, mientras que el Slavia se mostraba incapaz de crear mucho peligro, ya que sus decisiones cerca del área rival no fueron muy acertadas.

Aún así, el Slavia no estaba fuera del partido ni mucho menos, y seguía presionando y dificultando cada ataque del Barcelona. La entrada al campo del joven Ansu Fati por parte del equipo español revolucionó algo las cosas, pero el portero Kolář volvió a ser un seguro para los checos.

El partido terminó 0-0 y ahora sí de forma más obvia, las gradas del Camp Nou se llenaron de silbidos que manifestaban la decepción de los culés.

Foto: ČTK / AP / Emilio MorenattiFoto: ČTK / AP / Emilio Morenatti Tras el encuentro, el entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, no dudó en elogiar el juego del Slavia Praga en rueda de prensa y admitió que el resultado les complicaba la vida. Por su parte, Jindřich Trpišovský señaló con satisfacción que sus jugadores habían dado física y psicológicamente el máximo posible.

Con este resultado, el Slavia Praga es último del grupo F con 2 puntos. Justo después se sitúa el Inter Milán con 4 puntos, todavía a una distancia realista para los checos. El problema es que ya no hay margen de error, y el equipo rojiblanco tendrá que puntuar en sus próximos partidos contra el Inter y contra el Borussia Dortmund si quiere pasar a la próxima fase europea, aunque sea al menos para jugar la Europa League.

06-11-2019