Himno checo en las cámaras de gas de Auschwitz

09-03-2004

Hace 60 años, en la noche del 8 al 9 de marzo de 1944, fue cometido el mayor homicidio masivo de ciudadanos checoslovacos en la historia. En las cámaras de gas del campo de concentración Auschwitz-Birkenau perdieron aquella noche la vida 3792 hombres, mujeres y niños judíos, procedentes en la mayoría de los casos de Bohemia y Moravia.

El campo de concentración AuschwitzEl campo de concentración Auschwitz Antes de su muerte cantaban el himno checoslovaco, el himno judío Ha Tikva y la Internacional. A pesar de su dimensión trágica, el destino de los prisioneros judíos del "campo familiar Terezín" ubicados en Auschwitz-Birkenau queda al margen de los manuales de historia checos y del conocimiento de los ciudadanos de este país en general.

La sección "campo familiar Terezín", separada del resto del campo de concentración por un alambre de espino electrificado, surgió en septiembre de 1943, cuando fueron deportados a él los primeros cinco mil prisioneros del gueto de Terezín, de Bohemia. Estos judíos checos no pasaron por una selección, las familias no fueron separadas - por ello, la denominación "campo familiar", ni les afeitaron la cabeza como a los demás. Sin embargo, aquí se acababan sus "privilegios".

Gueto de TerezínGueto de Terezín Después de seis meses les anunciaron que serían trasladados al campo de trabajo de Heydebreck. Días antes de partir, fueron obligados a escribir cartas firmadas con una fecha posterior a sus familiares de Terezín, en donde se realizaba en esos días una visita de la comisión de la Cruz Roja Internacional. Luego fueron subidos a autobuses y los dirigieron a las cámaras de gas de Auschwitz donde todos, sin distinción, fueron asesinados. Por el campo familiar Terezín pasaron durante la Segunda Guerra Mundial 17 500 prisioneros. Sólo 1294 sobrevivieron.

Los nazis camuflaron el genocidio judío, y posteriormente los comunistas siguieron sus pasos. En la época del socialismo el aniversario del exterminio de los judíos checos del 8 de marzo de 1944 fue arrinconado por el Día Internacional de la Mujer. La historia de la Segunda Guerra Mundial en las tierras checas, que se narra en los libros de texto, se limita al régimen de terror contra los checos, al movimiento de resistencia, y a las batallas y conferencias de los aliados. La tragedia de los judíos checos, al igual que la de los gitanos, continúa siendo marginada.

La manera de cómo escribimos los checos nuestra "historia nacional" es una herencia del régimen pasado que queda por superar.

09-03-2004