Hillary Clinton: “No nos avergüenza hacer lobby por Westinghouse”

03-12-2012

La Secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton, viajó fugazmente a Praga este lunes para apoyar la candidatura de la empresa norteamericana Westinghouse en el concurso por la ampliación de la central nuclear checa de Temelín. Según Clinton, el proyecto es el mejor y el que más oportunidades da a Chequia, además de acercar aún más a los dos países.

Hillary Clinton, foto: Filip JandourekHillary Clinton, foto: Filip Jandourek Hillary Clinton llegó a Praga dos horas después de la medianoche de este lunes para respaldar los intereses de la compañía Westinghouse, que compite por la millonaria ampliación de la central nuclear de Temelín.

Tras la exclusión de la empresa francesa Areva, el otro candidato que compite con Westinghouse por el encargo es MIR.1200, un consorcio de empresas rusas y checas.

Clinton, reunida este lunes con su homólogo checo, el ministro de Relaciones Exteriores Karel Schwarzenberg, en el ambiente de cordialidad habitual entre los dos países que destacaron ambos diplomáticos, se refirió al proyecto de la empresa estadounidense como el mejor para la República Checa.

“No nos avergüenza en absoluto hacer lobby por Westinghouse porque esta compañía ofrece el mejor proyecto en lo que respecta a tecnología y seguridad. Supondría las mayores oportunidades de trabajo para checos y estadounidenses. La seguridad energética checa aumentaría considerablemente de fortalecerse la colaboración entre nuestros dos países. Es la mejor opción para la República Checa”.

La central nuclear de Temelín, foto: Filip JandourekLa central nuclear de Temelín, foto: Filip Jandourek La construcción del tercer y el cuarto bloque de la central nuclear de Temelín debería estar finalizada para el año 2025. La nada desdeñable suma del encargo, que podría ascender hasta los 12.000 millones de euros, hace que los Gobiernos estadounidense y ruso estén tan interesados en conseguirlo como las propias empresas.

Pero también hay cuestiones puramente políticas. La energía es algo clave para un Estado y en ella también hay involucradas cuestiones de seguridad. Estados Unidos quiere de alguna forma hacer ver a la República Checa que será más independiente energéticamente si no entrega la ampliación de Temelín a Rusia, que ya controla el suministro de gas a Europa.

Por eso, Clinton hizo hincapié en Praga en la alianza de los dos países, destacando su colaboración en Afganistán o el centro de entrenamiento para pilotos de helicóptero que tendrá la OTAN en la República Checa, país al que se refirió como uno de los más fuertes aliados de Estados Unidos.

También calificó a Chequia como el país número uno de Europa Central en uso civil de la energía nuclear y en cuestiones de seguridad. Por eso, dijo Clinton, “el presidente Barack Obama eligió Praga en 2009 para hablar por primera vez de su programa de no proliferación de armas nucleares y la eliminación del arsenal nuclear”.

Hillary Clinton, Karel Schwarzenberg, foto: Filip JandourekHillary Clinton, Karel Schwarzenberg, foto: Filip Jandourek La maquinaria diplomática y comercial estadounidense funciona a pleno rendimiento dedicada a Temelín según se acerca el momento de elegir la empresa ganadora del concurso en 2013. La visita de Hillary Clinton fue precedida de la de la viceministra de Comercio Nicole Yvette Lamb-Hale la semana pasada y dentro de unos días debería llegar a Praga Matthew Murray, encargado de las cuestiones comerciales estadounidenses con Europa y Eurasia.

03-12-2012