Hay demasiados coches abandonados en las calles de Praga

Los ayuntamientos no tienen la autoridad suficiente para retirar coches abandonados de las calles. Esto provoca que en ciudades como Praga su número no deje de crecer.

Foto: Daniela Pilařová, ČRoFoto: Daniela Pilařová, ČRo En las calles de Praga se estima que hay unos 1000 coches en estado de abandono. Coches con las ventanas rotas, con las ruedas pinchadas, e incluso en algunos casos, tan solo la carrocería.

Foto: Josef Kopecký, ČRoFoto: Josef Kopecký, ČRo Algunos vecinos han protestado y han pedido al Ayuntamiento su retirada. Pero las instituciones se encuentran con una serie de impedimentos legales que no les permiten solucionar el problema. En muchos casos, aunque el dueño se ha desentendido por completo de su vehículo, este no cumple las normas de deterioro mínimo para ser retirado por el Ayuntamiento.

Frente a este situación, el partido de oposición Top 09 presentó esta semana una enmienda a la ley de comunicaciones terrestres que permita retirar los coches abandonados con mayor celeridad. Así se manifestaba la diputada de TOP 09 Markéta Pekarová Adamová al respecto.

“Queremos hacer posible la retirada de los restos de coches más rápido, antes de que empiecen a ser un peligro para el medio ambiente o para la gente. A menudo no se recogen hasta que no ha habido algún fuego y solo queda la carrocería”.

Sin embargo el Gobierno mantuvo un encuentro este miércoles en el que rechazó apoyar dicha propuesta. En la misma se introducía un cambio que afectaría a los coches que lleven tres meses sin superar las inspecciones técnicas pertinentes, que ahora podrían ser retirados por el Ayuntamiento si el dueño del automóvil no se hace cargo en un plazo específico.

Markéta Pekarová Adamová, foto: Luboš Vedral, ČRoMarkéta Pekarová Adamová, foto: Luboš Vedral, ČRo Según comunicó a la Radiodifusión Checa el ministro de Transportes, Dan Ťok, el plazo propuesto por la oposición es demasiado estricto y cree que es posible buscar un compromiso entre todas las partes.

“Creo que es una propuesta demasiado dura, queremos resolverlo de una forma más justa, que proteja a ambas partes. Porque me parece que esta enmienda da demasiada autoridad para retirar de las calles lo que no les gusta“.

También habló sobre este tema el ministro de Justicia, Jan Kněžínek, quien considera que bajo esta enmienda se podrían llevar al desguace coches que están en buen estado, pero simplemente sus dueños no han querido o no han podido llevarlos a la revisión técnica, por lo que tampoco está de acuerdo.

Por su parte, el partido TOP 09 ha declarado que buscará el apoyo de otros partidos en el Parlamento para conseguir que su propuesta siga adelante.