Havel: “Klaus daña a la República Checa”

16-10-2009

El ex presidente Václav Havel criticó la actitud del actual mandatario del país, Václav Klaus, con respecto al Tratado de Lisboa durante una rueda de prensa que reunía a varios protagonistas de la Revolución de Terciopelo, en 1989.

Václav Havel, foto: ČTKVáclav Havel, foto: ČTK Tres de los fundadores del Foro Cívico, Václav Havel, Jiří Křižan y Alexandr Vondra, se reunieron para conmemorar el veinte aniversario de la caída del comunismo en Chequia, cuya organización jugó un papel principal. Pero la ocasión también permitió conocer su opinión sobre la actualidad política. Václav Havel mostró su desacuerdo y preocupación por la polémica actitud del presidente Klaus con respecto al Tratado de Lisboa y criticó en particular el último capítulo, el de la defensa de los Decretos de Beneš, que considera fuera de lugar.

Václav Havel, foto: ČTKVáclav Havel, foto: ČTK “Personalmente pienso que el señor presidente, antes de ser elegido debería haber mostrado claramente sus opiniones, para que aquellos que lo eligieron supieran lo que se podía esperar de él. Sobre si lo hizo o no, yo diría que no, pero también es un fallo de quienes lo eligieron de no haber preguntado. Su comportamiento en mi opinión es peligroso e irresponsable. Sus argumentos de última hora no tienen fundamento. Me duele, porque daña el nombre de la República Checa en Europa”.

El lugar elegido para la rueda de prensa, el Teatro Na Zábradli, era de especial significado para Václav Havel. Quien fuera presidente del país, recordó como en él empezó como tramoyista. Pero también fue allí donde nacieron sus obras de teatro que le convirtieron en uno de los más importantes autores checos del siglo XX. Según Havel, en ese teatro también se forjaron sus ideales por los que luchó durante su vida y que hace veinte años acabaron con el totalitarismo. En 2009, considera que el país, a pesar de todo, sigue avanzando en la dirección correcta.

“La dirección en la que queríamos que avanzara nuestra sociedad, o sea, hacia un Estado democrático, de derecho, libertad, respeto a los derechos humanos y economía de mercado, aunque lentamente y con obstáculos e imprevistos, es la que mantenemos. No hemos abandonado los ideales de entonces. Se puede maldecir o criticar la situación actual, pero seguimos caminando en esa dirección”.

Pero Havel también advirtió sobre males de la sociedad actual como la ausencia de ideales en los partidos políticos. Para el ex presidente, “a los Estados poscomunistas les queda mucho trabajo por delante para superar el materialismo y el tecnocratismo”.

16-10-2009