Havel apoya el proceso de transición en Yugoslavia

10-10-2000

El presidente checo, Václav Havel, es un optimista moderado con respecto al proceso de transición a la democracia en Yugoslavia, iniciado tras el derrocamiento del dictador Slobodan Milosevic.

Todo parece indicar que Serbia ha tomado su rumbo hacia la democracia. Según Havel, bajo la nueva dirección del recién electo presidente, Vojislav Kostunica, el país tendrá que resolver a la brevedad el problema del estatuto de Montenegro y de la provincia de Kosovo.

A pesar del apoyo expresado al proceso de democratizador de Yugoslavia, el mandatario checo no comparte con Kostunica lo relacionado con el futuro de Milosevic. "Éste debería comparecer ante el Tribunal Internacional de la Haya, donde se le acusa por crímenes de guerra", indicó Havel.

Entretanto, la primera misión empresarial checa viajó recientemente a Belgrado con el objetivo de impulsar el intercambio comercial entre ambos países, una vez levantadas las sanciones contra el país balcánico. Entre las empresas representadas destaca Skoda, que se prepara para firmar un contrato para el suministro de equipos a la central térmica yugoslava Kolubara B.

Por otro lado, Skoda Trading, se centrará en la modernización de 45 locomotoras eléctricas y en la reconstrucción del sistema de transporte urbano de la capital yugoslava, incluyendo el suministro de trolebuses.

Cabe destacar que la República Checa ha mantenido tradicionalmente lazos comerciales con Yugoslavia, los que se habían visto interrumpidos desde el inicio del conflicto armado que afectó esa región.