Hace 70 años los checoslovacos se movilizaron contra Hitler

24-09-2008

La República Checa recuerda el 70 aniversario de la movilización de sus fuerzas armadas en respuesta a las amenazas cada vez más fuertes de la Alemania hitleriana. La firme decisión de la nación de defenderse contra los nazis sufrió un duro revés poco después con el Tratado de Múnich.

El 23 de septiembre de 1938 la Radiodifusión Checoslovaca emitió la noticia ansiosamente esperada sobre la convocatoria de la movilización general. En el plazo de una semana el Ejército checoslovaco contaba con más de un millón de hombres decididos a resistir con arma en la mano a la agresión nazi.

Con motivo del 70 aniversario de la movilización el jefe del Estado Mayor checo, Vlastimil Picek, entregó este martes un diploma conmemorativo a siete veteranos de aquellos sucesos.

“Lamentablemente, este acontecimiento histórico no se ha conmemorado. Queremos que en el futuro este día de la declaración de la movilización sea una fecha memorable en nuestro calendario militar”.

Jaroslav Buršík, de 90 años de edad, se encontraba en septiembre de 1938 en fortines de hormigón en la frontera checo-alemana en las cercanías de Liberec, al norte de Bohemia. Como efectivo de la Guardia de Defensa del Estado se enfrentó varias veces con las unidades paramilitares alemanas que mandaba al territorio checoslovaco el Tercer Reich.

“La movilización fue espontánea, ni fue necesario convocar a la gente. Allá en nuestra frontera sonaron los primeros disparos de la Segunda Guerra Mundial. Y estuvieron también los primeros heridos”, sostuvo Buršík.

La aceptación del Tratado de Múnich por parte del Gobierno checoslovaco el 30 de septiembre de 1938 puso fin a las esperanzas de una lucha armada contra Hitler. El historiador Karel Straka, del Instituto Histórico Militar, destacó que la movilización tuvo un alto valor moral, pero que el Ejército checoslovaco acabaría tarde o temprano derrotado.

“El legado moral de la época ordenaba defenderse. Sin embargo, había circunstancias racionales que lo impidieron. La defensa del Estado se basaba entonces en el concepto de coalición. Es decir, contaba con Francia como el aliado más fuerte, con la Unión Soviética y los aliados del Entente en los Balcanes: Yugoslavia y Rumanía. Pero este concepto fracasó debido a la postura evasiva, digamos, de Francia”.

El acto conmemorativo celebrado este martes junto al edificio del Estado Mayor checo en la capital, incluyó la proyección en una pantalla grande de un documental con imágenes históricas de la movilización de septiembre de 1938.

A partir del 28 de octubre será expuesto en el Museo Nacional de Praga el original del Tratado de Múnich, en el cual Francia, Gran Bretaña, la Italia fascista y la Alemania nazi acordaron que Checoslovaquia tenía que ceder dentro de dos semanas sus regiones fronterizas a Hitler. Después de una serie de respuestas negativas, el Ministerio de RR.EE. de Alemania decidió prestar el documento a la República Checa.

24-09-2008