Hace 30 años, Václav Havel habló en el Congreso de Estados Unidos

21-02-2020

Chequia recuerda esta semana el 30 aniversario del discurso que su primer presidente tras la Revolución de Terciopelo, Václav Havel, pronunció en el Congreso de Estados Unidos.

Václav Havel, foto: Radan Boček, Post BellumVáclav Havel, foto: Radan Boček, Post Bellum

Hace 30 años, Václav Havel habló en el Congreso de Estados Unidos, foto: ČTHace 30 años, Václav Havel habló en el Congreso de Estados Unidos, foto: ČT Habían pasado solo unos meses desde la Revolución de Terciopelo, que trajo la democracia a Checoslovaquia, cuando el por aquel entonces presidente Václav Havel fue invitado a hablar en el Congreso de Estados Unidos.

Hace 30 años, en Checoslovaquia se respiraba un optimismo que emanaba de la caída del régimen comunista. Numerosos ciudadanos tenían sus esperanzas puestas en ese nuevo proyecto, que en todo momento recibió el apoyo de Occidente, deseoso de acercar a su causa a un antiguo miembro del Bloque del Este.

En ese contexto, Havel representaba la ilusión de gran parte del pueblo checoslovaco, en un momento en el que los cambios se sucedían a gran velocidad. Para el propio presidente, todo lo que estaba pasando hubiera sido difícil de imaginar meses antes, cuando era un prisionero político, como explicó a los políticos norteamericanos al inicio de su discurso.

Foto: YouTubeFoto: YouTube “Cuando fui nombrado de forma unánime presidente de mi país, no podía imaginarme que dos meses después estaría hablando en esta renombrada cámara y que me escucharían millones de personas que nunca han oído hablar sobre mí, ni que cientos de politólogos estudiarían cada una de mis palabras”.

El mensaje de Havel se basó en gran medida en dar a conocer el duro camino que Checoslovaquia había recorrido hasta conseguir la democracia, y la necesidad de apoyo internacional para defender la construcción de un nuevo país.

“No dejaremos que nos arrebaten la libertad, la independencia y esta naciente democracia que tan caro nos ha costado conseguir”.

Joan Báez, foto: Jan Kaliba, Archivo de ČRoJoan Báez, foto: Jan Kaliba, Archivo de ČRo En recuerdo de ese reconocido discurso, esta semana se celebró un acto en el Capitolio, en la ciudad de Washington, donde estuvo presente entre otros rostros conocidos la cantante y activista Joan Báez. La artista estadounidense mantenía muy buena relación con Václav Havel y siempre mostró su apoyo a la llegada de la democracia a Checoslovaquia.

Hablando sobre la trayectoria de Havel, Báez bromeaba sobre que quizás el político checo encontró más obstáculos como presidente que como disidente.

“De cierta forma, creo que para él fue más difícil ser presidente que ser disidente, porque protestar contra el régimen era algo que estaba en su propia naturaleza”.

Robert Jan Mrazek, foto: Jan Kaliba, Archivo de ČRoRobert Jan Mrazek, foto: Jan Kaliba, Archivo de ČRo Recientemente, y en memoria de ese discurso de hace 30 años, el expolítico estadounidense con raíces checas Robert Jan Mrazek valoró positivamente sus recuerdos de aquella experiencia. En una entrevista concedida a Jan Kaliba, corresponsal de la Radio Checa señaló que el discurso de Havel, en el que el propio Mrazek estuvo presente, fue uno de los mejores que allí se han pronunciado.

“Si en los últimos 150 años tuviéramos que elegir un lugar donde escuchar discursos de líderes mundiales, el Congreso de Estados Unidos sería una buena elección. Estos discursos tienen una larga tradición, y diría que el de Havel, poco después de haber salido de la cárcel y ser nombrado presidente está al nivel del discurso de Winston Churchill durante la Segunda Guerra Mundial. Estos dos están considerados entre los más inspiradores que se han escuchado en este lugar”.

El optimismo se fue apagando

El Capitolio en la ciudad de Washington, foto: Jan Kaliba, Archivo de ČRoEl Capitolio en la ciudad de Washington, foto: Jan Kaliba, Archivo de ČRo No obstante, en los últimos 30 años el mundo ha cambiado profundamente. Desde las promesas de paz de un mundo que veía el fin de la Guerra Fría, nos hemos ido acercando a una nueva serie de inestabilidades y a un notable aumento de los regímenes de corte autoritario. Para Robert Mrazek no cabe duda de que Havel no estaría contento con la situación actual.

“En mi opinión, el presidente Havel estaría muy decepcionado si viera cómo hemos desperdiciado la oportunidad de construir un mundo más seguro. En aquel entonces reinaba el optimismo y la idea de que la democracia se expandiría. En la Unión Soviética, tras la caída de Gorbachov, quien creía en las reformas, acabó llegando el dictador Putin. Vemos que la autocracia se está expandiendo en Europa Central. Y también se hace fuerte en Estados Unidos, donde tenemos un presidente que cree que está por encima de la ley. Es trágico, inquietante y desolador”.

Curiosamente, entre las palabras que más resonaron de aquel discurso de Václav Havel estuvo su llamamiento a Estados Unidos en el que decía que la mejor manera de ayudar a Checoslovaquia sería ayudar a la Unión Soviética a alcanzar la democracia. No obstante, el camino seguido por Rusia más tarde estaría muy alejado de los ideales del expresidente checoslovaco.

21-02-2020