Gross no apoya referéndum sobre el ingreso de Turquía en la UE

06-10-2004

El presidente del Gobierno checo, Stanislav Gross, visitó este martes por primera vez Bruselas. Gross se entrevistó con altos dirigentes de la UE, presentando su visión sobre la política de relaciones exteriores de la República Checa.

Stanislav Gross con Romano Prodi (dra.), foto: CTKStanislav Gross con Romano Prodi (dra.), foto: CTK El ingreso de Turquía en la UE fue uno de los temas primordiales de las entrevistas que mantuvo el primer ministro en Bruselas.

"Apoyo el ingreso de Turquía en la UE, pero no creo que en la República Checa deba realizarse un referéndum sobre este tema", indicó Gross tras reunirse con el jefe del Parlamento Europeo, Josep Borell, señalando que la República Checa apoya también la adhesión de los países de los Balcanes en la Europa unida.

El primer ministro más joven de todos los países comunitarios abogó en su visita de un día a Bruselas por una cooperación más estrecha entre los países europeos en cuanto a la Justicia, alegando que para el mismo crimen debería ser válido el mismo castigo tanto en la República Checa, como por ejemplo en Portugal, y recomendó la creación del cargo de fiscal europeo.

En su discurso en el Centro de Política Europea, el jefe del Gobierno checo subrayó que Europa debería coincidir con EE.UU. en el sector de la seguridad. Afirmó, además, que es necesario mantener la competitividad de Europa con América Latina y el Sudeste asiático, rechazando una armonización de impuestos de los beneficios de empresas, solicitada, sobre todo, por Francia y Alemania. Esa medida podría causar una fuga de inversionistas del Viejo Continente, explicó Gross.

El discurso del primer ministro checo fue claro, concreto y centrado en cuestiones actuales más discutidas en Europa, coincidió la mayoría de los asistentes a la conferencia, y se puede decir que Stanislav Gross produjo una buena impresión en Bruselas.

06-10-2004