Gringas y tamales en el nuevo Fósil

01-09-2010

A un local más grande y cómodo y a un barrio más bohemio y turístico se ha trasladado el restaurante de comida mexicana Fósil. El martes se realizó la fiesta de inauguración y desde este miércoles abre sus puertas para almuerzos, cenas y todo lo demás.

José Luis PazJosé Luis Paz Hace más de un mes que el viejo Fósil cerró sus puertas, para la desazón de sus comensales, con la promesa de renacer en un local más amplio y en una mejor ubicación.

José Luis Paz, el dueño y principal chef de Fósil, no tardó en cumplir la promesa: el nuevo Fósil ya está aquí, enclavado en el fiestero barrio de Žižkov, en la capital checa, en una zona llena de bares, restaurantes y clubes que la hacen una de las preferidas de la juventud praguense.

El martes por la tarde se celebró la fiesta de inauguración, durante la cual, entre platillos de comida, cerveza, tequilas y margaritas, José Luis Paz explicó en qué consiste esta nueva era de su local.

“El nuevo Fósil pues es el mismo concepto de lo que teníamos antes, pero ahorita tenemos más capacidad, tenemos 60 lugares, la cocina es más amplia, entonces ya no somos una cocina rápida, ahora somos una cocina de un restaurante con comida caliente. Nuestro menú se va a ampliar un poco más por las mismas capacidades que tiene la cocina, vamos a poner alguna carne al grill de más calidad y una carta de vinos”.

Y no solo eso. La idea es ampliar el abanico de actividades para satisfacer todos los gustos, con área de fumadores y no fumadores incluida, agrega el dueño de Fósil.

“Así como también podemos tener los fines de semana ya un espacio para bailar, música en vivo, tenemos espacio para niños, vamos a tratar de rentar el lugar para fiestas para niños mexicanos, por ejemplo para este sábado ya tenemos algo. Entonces las posibilidades aquí ya son más amplias para el Fósil y esperamos que podamos atender a más gente con más rapidez, más atención y el calor latino que siempre hemos tenido”.

Luego José Luis Paz se encarga de anunciar las que posiblemente serán las dos estrellas del nuevo menú: los tamales y las gringas.

“Los tamales son hechos de una masa de maíz envueltos en la hoja del elote y hervidos, con carne dentro, con salsas y ya se comen con crema y queso, son muy típicos mexicanos y van a estar en el nuevo menú. Así como las gringas, es otra cosa también, una tortilla de harina con carne de puerco sazonada con salsa de chile seco y queso derretido, muy ricas”.

Con más ganas, en una mejor ubicación, en un local más cómodo, y con el mismo buen ambiente de siempre, el nuevo Fósil ya está aquí, para ofrecer comida auténticamente mexicana, como ha sido su lema siempre.

El nuevo Fósil está ubicado en la calle Milíčova 25, en Žižkov, cerca de la parada de tranvía Lipanská, en la parte baja de una cuesta desde la que se puede admirar en todo su esplendor la iglesia de San Procopio. El horario de atención es de lunes a domingo de 11 de la mañana a 23 horas, aunque los viernes y sábados la fiesta promete alargarse más.

Foto: Gonzalo Núñez

01-09-2010