Greenpeace mide la contaminación de los ríos checos

09-09-2011

La organización ecologista Greenpeace está analizando el agua de los ríos del país para alertar de nuevas sustancias aparecidas en los últimos años que dañan el medio ambiente. Entre ellas, algunas presentes en ropa fabricada en China.

Detox Tour 2011 - el río Moldava, foto: ČTKDetox Tour 2011 - el río Moldava, foto: ČTK Durante esta semana y la siguiente trascurre en la República Checa el Detox Tour 2011, en el que se medirá el nivel de contaminación en varios puntos de los ríos del país.

Jan Freidinger, responsable del proyecto, explica qué están buscando exactamente en su recorrido.

“La mejora de la calidad del agua en Chequia es evidente, pero en los últimos 15 o 20 años han aparecido también nuevas amenazas, sustancias contaminantes que no existían, por ejemplo algunas que alteran el sistema hormonal. También vamos a ver la situación en algunas zonas especialmente contaminadas en el pasado, cerca de fábricas químicas”.

Jan Freidinger, foto: Archivo de GreenpeaceJan Freidinger, foto: Archivo de Greenpeace Jan Freidinger asegura además que otra de las nuevas sustancias químicas nocivas, el nonilfenol, llega a Europa con ropa fabricada en China. Allí se utilizan productos prohibidos en la Unión Europea. Al lavar la ropa esa sustancia llega a los ríos sin que las depuradoras puedan neutralizarlo. Los peces que viven en aguas contaminadas por esta sustancia ven alterado su sistema hormonal, llegando incluso a cambiar de sexo. La reproducción de las especies, así como toda la cadena alimenticia, se ven afectadas.

La guerra de Greenpeace contra el nonilfenol ya ha dado sus primeros frutos. Recientemente las marcas de ropa deportiva Nike, Adidas y Puma se comprometieron a sustituir esa sustancia por otra no contaminante antes de 2020.

Detox Tour 2011 - el río Elba, foto: Archivo de GreenpeaceDetox Tour 2011 - el río Elba, foto: Archivo de Greenpeace Greenpeace celebra este año el 20 aniversario de su actividad en la República Checa. Es por ello, un buen momento también, Freidinger para hacer balance del trabajo de la ONG en este tiempo.

“Hemos decidido volver a los sitios donde denunciamos la contaminación que había hace 20 años, cuando empezamos a trabajar en la República Checa, para que se vea que nuestro trabajo tiene sentido, ya que gracias a nosotros la calidad del agua es mejor. Pero también queremos alertar de las nuevas amenazas, como decía, y conseguir que se prohíban”.

Detox Tour 2011, foto: Archivo de GreenpeaceDetox Tour 2011, foto: Archivo de Greenpeace En su viaje, Greenpeace también prestará atención a otros aspectos medioambientales, como por ejemplo la influencia de la agricultura y los cambios climáticos.

Los resultados de su estudio estarán disponibles dentro de un mes aproximadamente.

09-09-2011