Gobierno promueve una estrategia de envejecimiento activo

26-06-2012

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha presentado los principios de la estrategia nacional de apoyo al envejecimiento activo para el período de 2013 a 2017. Con este proyecto el Gobierno reacciona al rápido envejecimiento de la población checa y cumple las proposiciones de la Unión Europea en el Año Europeo del Envejecimiento Activo 2012.

Dentro de unos 20 años, una cuarta parte de los ciudadanos de la República Checa serán personas mayores de 65 años y en 2050, uno de cada tres ancianos tendrá más de 80 años, según cálculos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. En reacción a estas previsiones, el Gobierno impulsa una estrategia nacional que quiere ayudar a las personas de la tercera edad a seguir activas hasta una edad avanzada, según recalca Jan Dobeš, viceministro de Trabajo y Asuntos Sociales.

”La estrategia nacional comprende algunas prioridades que permitirán a los jubilados seguir activos durante el último período de su vida. En primer término, debemos garantizar que sean respetados los derechos de las personas de la tercera edad, lo que consideramos sustancial. Las personas mayores de 55 años deben tener asimismo un mejor acceso al mercado de trabajo, a la vivienda, al deporte y contar con la necesaria atención social y cuidados médicos”.

Jan Dobeš, foto: ČT24Jan Dobeš, foto: ČT24 Otras metas del proyecto son la ampliación de los cursos educativos para mayores, en los que los ancianos aprenden a usar Internet o pueden realizar estudios universitarios. Se cuenta igualmente con educar a asistentes que cuiden y ayuden a los ancianos que lo necesiten. Actualmente viven en el país 300.000 personas de avanzada edad que requieren cuidados permanentes. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales prevé educar en los próximos años a unos 38.000 asistentes sociales.

El Gobierno considera indispensable también cambiar la postura de la sociedad frente a las personas de la tercera edad. Con el fin de alcanzar una mayor tolerancia y comprensión entre las diferentes generaciones será promovido un diálogo intergeneracional. Sin embargo, la postura más bien negativa frente a los ancianos es un fenómeno que atañe también a otros países comunitarios.

Según datos de Eurostat, el 25% de los habitantes de la Unión Europea adopta una postura negativa y hasta discriminatoria frente a las personas mayores de 55 años. En Chequia la situación es mucho peor, sostiene Jan Dobeš.

”La República Checa supera marcadamente ese promedio europeo, lo que consideramos alarmante. El 54% de los encuestados reconocieron que las personas de más de 55 años no les son simpáticas y que evocan en ellos más bien una sensación negativa. Nosotros queremos hacer cambiar esa postura de rechazo frente a las personas de la tercera edad”.

El Gobierno asegura que, a pesar de la crisis económica y la política de recortes presupuestarios, el concepto de envejecimiento activo es uno de sus proyectos más importantes de cara al futuro. El objetivo es abandonar el anticuado sistema de los grandes centros de cuidados médicos y de casas para ancianos y edificar una moderna red de servicios en beneficio de las personas de la tercera edad.

26-06-2012