Gobierno checo recibió voto de confianza de la Cámara de diputados

El gobierno tripartito del primer ministro Petr Nečas recibió este martes el voto de confianza de la Cámara de diputados. A partir de ahora y durante cuatro años el Partido Cívico Democrático, TOP 09 y Asuntos Públicos llevarán las riendas del país.

Foto: ČTKFoto: ČTK No hubo sorpresas. El Gobierno tenía asegurados los 118 votos de los diputados oficialistas y ninguno falló. Por su parte, la oposición, representada por socialdemócratas y comunistas, criticó duramente al Gobierno en una maratoniana sesión de siete horas.

Tras conocer el resultado de la votación, el primer ministro Petr Nečas indicó que en ningún momento había entendido el voto de confianza ante la Cámara de diputados como una simple formalidad.

Petr Nečas, foto: ČTKPetr Nečas, foto: ČTK “Se trata de un gran compromiso. Recibimos los votos de los 118 diputados de los partidos de la coalición gubernamental y eso demuestra que tenemos unidad y fuerza. Ahora tenemos que poner en marcha nuestro programa de gobierno”, apuntó Nečas.

El primer ministro resumió en cinco puntos el programa de la coalición gubernamental: reducción del déficit presupuestario, reforma de los sistemas de pensiones y de sanidad, lucha contra la corrupción y mayor transparencia en las licitaciones públicas.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTKBohuslav Sobotka, foto: ČTK El líder del opositor Partido Socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, hizo énfasis en el hecho de que a partir de ahora toda la responsabilidad por el destino del país recae en el gobierno tricolor.

“El Gobierno tiene toda la responsabilidad por el futuro del país. Además de los instrumentos y competencias para ello dispone de una holgada mayoría en la Cámara de diputados. Pero nosotros desde la oposición no perdonaremos errores”¸ matizó el socialdemócrata.

Entre las mayores preocupaciones del Gobierno destaca la grave situación en el Norte del país a raíz de las terribles inundaciones y las reformas económicas que buscan la reducción del déficit presupuestario, el mayor desafío del Gabinete.

Si bien la coalición gubernamental ha demostrado unidad hasta el momento, sus fuerzas se verán enfrentadas en las elecciones senatoriales de otoño en las que cada formación luchará por separado.