Gobierno checo pretende realizar un censo de los gitanos

El Gobierno checo decidió realizar un censo detallado de los gitanos checos. Se pretende reunir datos sobre el nivel de desempleo, educación y otros que servirán de base para la elaboración de un proyecto de integración de los gitanos en la sociedad mayoritaria.

La tarea de reunir los datos requeridos fue conferida a la Oficina de Estadísticas checa que coopera con la Oficina del relator gubernamental para los Derechos Humanos. Los expertos locales en minorías étnicas reconocen el constante interés del Gobierno checo por la integración de los gitanos en la sociedad, no obstante, advierten de que semejantes actividades podrían ser consideradas de violación de los derechos humanos. Esta opinión la comparte la periodista gitana, Iveta Durdoñová.

"Creo que es un proyecto discriminatorio, independientemente de que se trate de beneficiar con él a los gitanos. Existen otros caminos de cómo ayudar a nuestra etnia. Y no se puede esperar que todo cambie de la noche a la mañana".

Iveta Durdoñová considera, además, que el censo no proporcionará datos objetivos sobre los gitanos checos. Son pocos los ciudadanos que se declaran oficialmente gitanos. Otros son descendientes de familias mixtas y, en tales casos, difícilmente podemos hablar de la etnia gitana. ¿Quién se atribuirá el derecho de decidir quién es y quién no es gitano?

Los expertos en derechos humanos no dudan en la buena intención del Gobierno checo pero advierten de que ésta podría ser mal interpretada. A la vez recuerdan el abuso fatal de semejantes censos, conocido del pasado no tan lejano.