Gobierno checo pretende postergar la reforma del sistema salarial

28-08-2002

Unos 300 millones de euros podrían ahorrar el próximo año las arcas estatales checas en caso de ser postergada en un año la reforma del sistema salarial de los empleados estatales. El Gobierno pretende utilizar los recursos ahorrados de esa forma para paliar los daños causados al país por las recientes inundaciones.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach, presentó este martes su intención de postergar en un año la reforma del sistema salarial de los empleados del sector estatal. La reforma implica la introducción de 16 categorías de tarifas salariales en vez de las doce actuales. Su implantación se traduciría en el incremento de los sueldos básicos en todas las categorías del sector estatal en un 13 por ciento, aproximadamente. Para llevar a caso la reforma, se necesita introducir en el sistema salarial unos 500 millones de euros más de lo que se emplea actualmente.

En el encuentro con los sindicatos, el ministro Skromach explicó que el Gobierno no puede disponer en estos momentos de los recursos que requiere la reforma, debido a que esos medios serán empleados para cubrir los daños de las recientes inundaciones. "Es imposible introducir el nuevo sistema salarial a partir del próximo año", subrayó Zdenek Skromach. A la vez prometió compensar la postergación de la reforma con el incremento de los sueldos actuales, reajustando el nivel de los sueldos reales de acuerdo con la tasa de inflación.

Los sindicalistas del sector estatal indicaron entender los motivos de la postergación de la reforma a la vez que demandaron algunas garantías de que al cabo de un año la reforma será introducida. Jirí Schlanger, presidente de la Unión Sindical de la Salud y Atención Social, destacó igualmente que los sindicatos insisten en que todos los sectores de la sociedad y no sólo el estatal deberían ayudar a superar las consecuencias de las inundaciones.

28-08-2002