Gobierno checo arremete contra el desempleo

20-02-2001

El gobierno checo arremete contra el desempleo. En una campaña para fomentar el empleo el gobierno ofreció al sector empresarial una significativa reducción de las cuotas que deben pagar al Estado por cada uno de sus trabajadores.

Vladimir SpidlaVladimir Spidla La República Checa acusó a finales del año pasado alrededor de un nueve por ciento de desempleados, o sea más de 450 mil personas, y la tendencia es creciente. Esta situación motivó al gobierno a estudiar la eventual aplicación de diferentes programas conducentes a frenar el paro.

Una de las medidas más viables, presentadas hasta ahora, es lo que se conoce como "Plan Nacional de Empleo" aprobado este lunes en el Consejo de Ministros. El mismo busca asegurar en el menor tiempo posible, el mayor número de puestos de trabajo.

El vice primer ministro y ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, informó que el Plan tiene 49 tareas para los ministerios, entre las que destacan la reducción de gastos para los patronos en lo referente a seguros sociales y de salud, lo que puede fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo.

"Cabe destacar también la creación de un grupo de trabajo que debe coordinar la lucha contra el empleo ilegal de extranjeros, lo que fue analizado y aprobado en los marcos del acuerdo tripartita, o sea también por parte de los patronos y de los sindicatos" subrayó el vice primer ministro Vladimir Spidla.

La idea del gobierno es motivar al sector empresarial checo para que emplee a más personas, puesto que los trabajadores "serán cada vez más baratos". El gobierno se ha trazado un plan muy ambicioso y ofrece que en el lapso de un año ofrecerá puestos de trabajo a todos los desempleados.

20-02-2001