Gobierno anula exoneración de impuestos para plantas procesadoras

22-04-2008

El Gobierno checo aprobó la anulación de los incentivos de inversión en el sector de las plantas procesadoras, para volcar su apoyo a compañías que utilizan tecnologías de punta.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea El Estado contribuirá a pagar los sueldos de los empleados de empresas de alta tecnología, apoyando principalmente los proyectos de servicios estratégicos y centros tecnológicos. Por otro lado, serán anuladas las exoneraciones de impuestos de cinco años que hoy día pueden aprovechar las empresas del sector industrial tradicional.

El ministro de Comercio e Industria, Martin Říman, explicó que la medida gubernamental simplemente refleja los cambios económicos que ha vivido el país en los últimos años.

“El objetivo principal del sistema de incentivos de inversión hace 10 años era atraer a cualquier compañía para asegurar el trabajo para la gente, ya que entonces registrábamos una elevada tasa de desempleo. Hoy estamos en una situación diferente y hacemos frente a la escasez de mano de obra en el mercado. No estamos buscando empleo para miles de personas, sino que nos esforzamos por hacer avanzar la economía del país”, afirmó el ministro.

Martin ŘímanMartin Říman Por su parte, los sindicatos critican el proyecto y hacen hincapié en que el Gobierno hace caso omiso a las regiones con la mayor tasa de desempleo que en el pasado sacaron provecho de la creación de plantas procesadoras. Algunos expertos en economía opinan, además, que la anulación de los incentivos de inversión industrial tradicional reducirá la competitividad del país.

El ministro rechaza los reparos e insiste en que el proyecto no disuadirá a las empresas extranjeras de invertir en la República Checa, ya que el sistema fiscal checo les ofrecerá otras ventajas, como es la reducción de cargas tributarias y de seguros sociales a nivel general.

22-04-2008