Gobierno analizará papel del ministro Bárta en la agencia de seguridad ABL

24-01-2011

El ministro de Transportes, Vít Bárta, no ofreció una respuesta satisfactoria sobre el papel de la agencia de seguridad ABL en la recopilación de información sobre varios políticos. El diario Mladá Fronta Dnes asegura tener pruebas de que la agencia, antes propiedad de Bárta, espió a políticos del Partido Cívico Democrático.

Ministro de Transportes, Vít Bárta. Foto: ČTKMinistro de Transportes, Vít Bárta. Foto: ČTK Vít Bárta irrumpió en la política checa como mecenas del Partido Asuntos Públicos (VV). Su formación participó por primera vez en unos comicios y triunfó, pasó a integrar el nuevo gobierno tripartito.

En la repartición de carteras del nuevo Ejecutivo, Bárta recibió el Ministerio de Transportes, aunque hubiera querido la cartera del Interior, pero no fue posible. Hasta ese momento había dirigido una agencia de seguridad.

El diario Mladá Fronta Dnes publicó una serie de artículos denunciando que la agencia de seguridad ABL había espiado a políticos del gubernamental Partido Cívico Democrático (ODS) en 2007, cuando Bárta tenía las riendas de la agencia.

Después de cuatro meses, el ministro Bárta rompió el silencio en una rueda de prensa y trató de aclarar lo ocurrido, según nos cuenta.

Pprimer ministro Petr Nečas, foto: Archivo del Gobierno checoPprimer ministro Petr Nečas, foto: Archivo del Gobierno checo “La empresa ABL no presta servicios a agrupaciones políticas. Y en ningún caso y de ninguna manera la empresa ABL participó en actividades conducentes a desprestigiar a algún político”, sostuvo Bárta.

Al referirse a las pruebas que tiene el diario Mladá Fronta Dnes, el ministro y antiguo dueño de la agencia de seguridad, sostiene que se trata de documentos falsos.

El diario tiene a su disposición fotografías, videos y el contenido de correos electrónicos sobre los operativos, pero Bárta sostiene que el trabajo lo efectuó un detective autónomo que ocasionalmente prestaba servicios a la agencia.

Durante las negociaciones para la formación del nuevo gobierno, el futuro ministro de Transportes Bárta le aseguró al primer ministro Petr Nečas que su agencia nunca había recopilado informaciones ni había espiado a ningún político.

Vicepresidente del Senado, Přemysl SobotkaVicepresidente del Senado, Přemysl Sobotka El vicepresidente del Senado, Přemysl Sobotka, expresó que las esperadas sostuvo que las explicaciones de Bárta no han convencido.

“Las explicaciones que dio Bárta sobre el papel que desempeñó la agencia ABL contra políticos del Partido Cívico Democrático son insatisfactorias”, sostuvo Sobotka.

Con el propósito de tomar la cartera de Transportes, Bárta renunció a sus cargos en la agencia de seguridad ABL y pasó todo el poder a su hermano, así logró tranquilizar, al menos por un tiempo, a los aliados del gobierno.

El primer ministro Petr Nečas, quien es a la vez líder del Partido Cívico Democrático (ODS), adelantó que el tema deberá ser analizado a nivel de la coalición de Gobierno.

Por su parte, personeros de la agencia de seguridad ABL anunciaron que presentarán una denuncia contra el diario Mladá Fronta Dnes y exigirán alrededor de un millón y medio de euros como indemnización por daños y perjuicios.

24-01-2011