Gobernador del Banco Nacional Checo a favor del euro

22-06-2017

La adopción del euro es un asunto que sigue separando a la representación política checa. El tema centró nuevamente la atención después de que el gobernador del Banco Nacional Checo, Jiří Rusnok, dijera en entrevista para la agencia noticiosa ČTK que la República Checa está preparada en lo general para introducir la moneda comunitaria.

Jiří Rusnok, foto: ČTKJiří Rusnok, foto: ČTK El gobernador del Banco Nacional Checo, Jiří Rusnok, afirma que desde el punto de vista económico la República Checa está preparada para entrar en la eurozona. En entrevista para la agencia ČTK Rusnok sostuvo que en lo general el país ya está maduro para introducir la moneda comunitaria, al tiempo que agregó que antes de adoptar ese paso, sería recomendable alcanzar el nivel de la eurozona en lo que respecta a la diferencia entre los salarios y los precios.

El analista Jan Bureš de la compañía Patria Finance no comparte el optimismo de Rusnok e insiste en que con la adopción del euro Chequia se privaría de una de las posibilidades de cómo regular parcialmente el problema de los altos precios en el mercado por un lado y los bajos salarios de los ciudadanos por el otro, por medio de las intervenciones en el valor de la corona checa.

”El nivel de los salarios y de los precios debería ir aumentando, lo que se puede alcanzar mediante una mayor inflación que, con toda probabilidad, estaría acompañada de un mayor crecimiento de los salarios nominales. Otra vía que considero más favorable para la economía y, en especial para la economía checa, es el fortalecimiento del tipo de cambio”.

Ivan Pilný, foto: Alžběta Švarcová, ČRoIvan Pilný, foto: Alžběta Švarcová, ČRo En opinión de Rusnok, en el tema de los salarios la República Checa logra acercarse paulatinamente al nivel de la eurozona. A diferencia de Europa Occidental, donde los sueldos se mantienen relativamente al mismo nivel, en Chequia aumentan anualmente en un 5% en promedio, aunque su nivel sigue siendo dos veces inferior en comparación con los viejos países comunitarios.

A la vez, la diferencia en el ritmo de crecimiento de la economía entre ambas partes es mínima, por lo que en unos cuatro o cinco años Chequia podría llegar al nivel de la eurozona en lo que respecta a los salarios, según Rusnok. En vista de esa perspectiva considera importante prepararse para el euro.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Ivan Pilný, del movimiento ANO, advirtió que introducir ahora la moneda comunitaria sería insensato, en vista de la actual inestabilidad en los países del sur de Europa y del inicio de las negociaciones sobre el Brexit.

”Las declaraciones del gobernador del Banco Nacional respecto al euro no me ocasionaron ninguna sorpresa, ya que los criterios para la introducción de la moneda comunitaria los venimos cumpliendo ya desde hace algún tiempo. Y los cumplimos mejor incluso que algunos países de la eurozona. Pero, por otro lado, debemos tener presente las complicadas negociaciones sobre el Brexit, tampoco fue solucionada la deuda de Grecia, y otras dificultades se vislumbran en cuianto a Italia. Considero que es un problema político en primer lugar y tomar una decisión ahora sería insensato. Creo que sería mejor dejar esta decisión al Gobierno que surgirá en base a las próximas elecciones”.

Foto: CC0 / PixabayFoto: CC0 / Pixabay Los analistas coinciden que la adopción del euro es sobre todo una decisión política. Pero en vista de que el tema sigue separando al escenario político checo, indican que la introducción de la moneda comunitaria en la República Checa se podría esperar como mínimo dentro de unos 5 años, pero con mayor probabilidad dentro de unos 10 años.

La moneda comunitaria común es utilizada en 19 de los 27 países de la Unión Europea, siendo Lituania el último país que hasta el presente entró en la eurozona, paso que adoptó en 2015.

22-06-2017