George Robertson criticará a la República Checa

21-02-2001

La República Checa es miembro de la OTAN desde hace dos años.Los analistas coinciden en que ha terminado el período en que el novato era sólo alentado y que ahora llega la hora de la crítica.

George RobertsonGeorge Robertson Hoy miércoles arribó a Praga para una visita de dos días el secretario general de la OTAN, George Robertson y los observadores opinan que transmitirá a los representantes checos que la Alianza no está satisfecha cómo la República Checa cumple su compromiso de reformar el Ejército. Según una fuente militar de Bruselas, Robertson criticará al Ministerio de Defensa que en relación con su limitado presupuesto establece mal las prioridades de las inversiones.La fuente dijo, por ejemplo, que en vez de centrarse en los temas más candentes, el Ejército Checo está considerando la adquisición de carísimos aviones supersónicos que nadie le ha impuesto.

Entretanto, el primer ministro checo, Milos Zeman,rechazó en vísperas de la llegada de George Robertson el cuestionamiento de la compra de los cazas supersónicos.

El deficiente sistema de la planificación de las inversiones es también la causa del lento acercamiento de las Fuerzas Armadas a los demás Ejércitos de la Alianza.Este problema afecta incluso a la brigada checa destacada para las fuerzas de la Alianza que no dispone de paracaídas ya que los adquiridos por el Ministerio de Defensa presentan tales defectos que ponen en peligro la vida de quien los use.

El nuevo viceministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, no oculta que la economía de las Fuerzas Armadas está atravesando una grave crisis.Reconoce que los planes para el rearme del Ejército han sido inadecuados y que la adquisión de 72 aviones L-159 y la modernización de los tanques están arruinando económicamente al Ejército Checo. El Ministerio de Defensa está considerando por eso una amplia revisión de los compromisos con Bruselas y la congelación de los megalómanos proyectos de modernización.

21-02-2001