Galería Mánes recuperará su fama gracias a reconstrucción

03-08-2011

La Galería Mánes, considerada como una obra maestra del funcionalismo checo, se someterá a una compleja reconstrucción. El objetivo de la reforma es modernizar el edificio por dentro y devolverle su aspecto original por fuera.

La Galería MánesLa Galería Mánes La reconstrucción de la Galería Mánes, de Praga, se viene postergando desde hace mucho tiempo. El principal motivo era el pleito por la propiedad entre la Fundación de Artes Aplicadas Checas y la Asociación Mánes, que duró más de 13 años. Cuando el Tribunal Supremo decidió a favor de la Fundación en 2004, los planes para la reforma finalmente se concretizaron.

La reconstrucción comenzará en noviembre de este año y según el arquitecto Robert Hofman, responsable del proyecto, devolverá al edificio su aspecto original.

Robert HofmanRobert Hofman “Desde el punto de vista funcional y arquitectónico, trataremos de respetar lo más posible el proyecto original de Otakar Novotný”, subrayó Hofman.

Mientras que por fuera el edificio cambiará poco, por dentro se someterá a una amplia reforma. La sala de exposiciones será modernizada para que cumpla con los más exigentes criterios técnicos. En la planta baja habrá dos espacios multimedia que acogerán conferencias, proyecciones de películas y pequeñas exposiciones.

También será renovado el restaurante con terraza, decorado con las pinturas cubistas de Emil Filla, afirma Martin Pavala, del consejo administrativo de la Fundación de Artes Aplicadas Checas.

Martin Pavala, foto: Archivo de EntentykyMartin Pavala, foto: Archivo de Ententyky “El restaurante formaba parte inseparable de la galería. Sus terrazas unían el edificio de Mánes con el palacio Žofín, situado en la Isla Eslava. Tenía un atmósfera inconfundible que nos gustaría recuperar”, destacó Pavala.

Mánes, construido en 1929 según el proyecto del arquitecto Otakar Novotný, es considerado como una obra clave del funcionalismo checo. Colocado sobre pilotes, parece estar flotando sobre el río Moldava. Otra curiosidad la representa una torre renacentista, de 47 metros de altura, incorporada en el edificio de Mánes.

La Galería Mánes y la torre renacentistaLa Galería Mánes y la torre renacentista Desde su surgimiento hasta los años 50, el monumento pertenecía a la Asociación Mánes, que organizaba en él exposiciones de arte y tenía allí sus oficinas. En 1956 el inmueble fue confiscado por el Estado y durante la época del comunismo fue administrado por la Fundación de Artes Aplicadas Checas. Después de la caída del régimen, la Asociación Mánes pidió que la propiedad le fuera devuelta, pero el Tribunal decidió en su contra.

La reconstrucción tardará un año y medio y su coste no debería superar los seis millones de euros. Se supone que una vez terminada la reforma, Mánes recuperará la fama y prestigio de los que gozaba en la primera mitad del siglo XX.

03-08-2011