Fuertes tormentas sacuden Chequia y crean peligro de inundaciones

04-08-2014

Una racha de fuertes tormentas se desencadenó en la República Checa este domingo, provocando en algunas regiones peligro de desbordamientos. La lluvia, el granizo y el viento provocaron desperfectos e impidieron la circulación de trenes en algunos tramos.

Region de Chrudim, foto: ČTKRegion de Chrudim, foto: ČTK La ola de tormentas que se produjo en la República Checa este domingo alcanzó mayor intensidad en Bohemia Oriental, concretamente en las regiones de Vysočina, Pardubice y Hradec Králové. Los bomberos tuvieron que realizar decenas de intervenciones, sobre todo para drenar sótanos inundados y retirar árboles y ramas caídos de caminos y carreteras.

Al mismo tiempo el transporte ferroviario se vio afectado, interrumpiéndose en algunos tramos debido a árboles caídos, corrimientos de tierras o desperfectos en las vías. En algunas zonas se mantiene además la alerta de inundaciones, como es el caso de la localidad de Žďár nad Sázavou, informa Jaroslav Doubek, del departamento medioambiental del gobierno regional de Vysočina.

Region de Vysočina, foto: ČTKRegion de Vysočina, foto: ČTK “Ha estado lloviendo de forma extrema, hasta 100 milímetros por metro cuadrado. La tierra ya no era capaz de absorber tanta agua, por eso se ha declarado el segundo grado de alerta de inundación. Han resultado anegadas también varias viviendas”.

También se encuentran a punto de desbordarse los ríos y arroyos que pasan por Chrudim, Svitavy y Havlíčkův Brod, mientras que en Svratka na Žďársku y Hoštejn se declaró el tercer grado de alarma ante inundaciones. En Šumperk u Hoštejna tuvieron que ser evacuados 85 niños de un campamento infantil y resultó dañado el puente local.

Region de Vysočina, foto: ČTKRegion de Vysočina, foto: ČTK Las lluvias causaron daños también en Moravia. En Rosice u Brna el agua inundó el estadio de invierno, alcanzando en algunas partes un metro de profundidad y estropeando la instalación eléctrica.

Después de la ola de tormentas se espera que disminuyan las temperaturas en todo el país. Aun así, según la predicción del Instituto Meteorológico Checo el mes de agosto será en general cálido, aunque sin sobrepasar los 29ºC, hasta la última semana, cuando se espera que refresque.

04-08-2014