Fuertes nevadas colapsan el tráfico

02-12-2010

El tráfico ha colapsado en la República Checa debido a las fuertes nevadas que azotaron el país entre miércoles y jueves. Fuertes heladas afectaron también gran parte de Europa.

Foto: ČTKFoto: ČTK Largos embotellamientos se han producido en las autopistas y principales carreteras checas. Algunos caminos, situados en las montañas, incluso tuvieron que ser cortados temporalmente.

Los trenes tenían retrasos enormes, sobre todo al norte del país. El aeropuerto internacional de Praga interrumpió el funcionamiento para reanudarlo recién a las cinco de la madrugada. Unos 40 vuelos han sido anulados. La mala situación climática forzó el cierre de otros aeropuertos europeos, entre ellos el Gatwick de Londres, Lyon y Ginebra.

Foto: ČTKFoto: ČTK Centenares de accidentes de tráfico se han producido en las ciudades checas. El transporte público en las urbes quedó colapsado debido a la nieve. En Praga, los tranvías no eran capaces de respetar los horarios, ni mucho menos, según resaltó el director general de la Empresa de Transporte Público, Martin Dvořák.

“La mayoría de los retrasos de los tranvías han sido provocados por automóviles, furgonetas y camiones que han quedado atascados en los carriles de tranvía, incapaces de salir de allí”, dijo.

Praga, foto: ČTKPraga, foto: ČTK La Policía ha pedido a los habitantes de Praga que no utilicen el automóvil, excepto casos urgentes.

Varios otros países europeos también se enfrentan a problemas graves debido a la nieve. La peor situación se registra en Gran Bretaña, Francia, Alemania, Austria y Polonia. En este último país, las temperaturas alcanzaron incluso 26 grados bajo cero. Fuertes heladas se produjeron también en las zonas septentrionales de España y Portugal.

Las fuertes nevadas este año han llegado a la República Checa antes de lo esperado, ya que habitualmente azotan el país en enero y febrero. Los meteorólogos pronostican que este fin de semana la temperatura será de hasta 20 grados bajo cero. La próxima semana, se espera un brusco calentamiento en la República Checa.

02-12-2010