Fuertes nevada complican el transporte en la República Checa

21-03-2007

El tiempo este año es muy caprichoso. Independientemente de que, según el calendario, este miércoles se inició en Europa la primavera, las fuertes nevadas que irrumpieron repentinamente en la República Checa y en todo el continente, testimonian más bien que el invierno no quiere despedirse.

Foto: CTKFoto: CTK Este año el invierno ha sido bastante cálido en Europa, con escasez de nieve incluso en las montañas. Los meteorólogos informaron que la actual temporada invernal es la más calurosa en los últimos 75 años, pudiendo superar todavía el récord de temperaturas de los últimos 85 años.

El brusco cambio del tiempo en los dos pasados días, con fuertes vientos y nevadas volvió a demostrar que es la naturaleza quien tiene la última palabra. La nieve ocasionó en la República Checa serios problemas de tránsito y cortes de electricidad en varias zonas, quedando sin luz más de 100 mil personas. Durante más de siete horas quedó paralizado el tráfico en la autopista D1 que comunica Praga con las regiones del Este del país. Las capas de nieve que alcanzan hasta 15 centímetros de altura en la autopista, ocasionaron varios accidentes. Semejante fue la situación en el sur del país, según confirmó Miroslav Turek de los Servicios de Mantenimiento de carreteras.

"El tiempo va mejorando poco a poco a pesar de que continúa nevando. Los conductores deberían manejar con máxima cautela y tener en sus automóviles neumáticos de invierno para prevenir eventuales complicaciones", señaló Turek.

Foto: CTKFoto: CTK El cambio del tiempo, con fuertes nevadas, permitió reabrir los centros de deportes invernales en zonas montañosas del país. Según Pavel Voldrich del centro deportivo en Zadov, en el sur de Bohemia, este año no ha favorecido a los amantes del esquí.

"Actualmente en las montañas hay más de 10 centímetros de nieve y continúa nevando. Si sigue así el tiempo, se podría esquiar en la sierra de Sumava hasta finales de esta semana como mínimo", sostuvo Pavel Voldrich.

Los pronósticos del tiempo, no obstante, no dan lugar a un mayor optimismo de parte de los amantes del esquí. Aunque en las montañas podría seguir nevando hasta finales del presente mes, ya este fin de semana los meteorólogos cuentan con un aumento de las temperaturas, pudiendo alcanzar éstas durante el día entre los 10 y los 16 grados centígrados. A mediados de abril podrían llegar hasta los 20 grados centígrados. O sea que las nevadas actuales podemos considerarlas como los últimos caprichos del invierno de este año.

21-03-2007