Fotógrafo checo testigo directo de la crisis del turismo en México

13-05-2009

Sin recuperarse aún de la crisis económica mundial, el turismo mexicano afronta una nueva amenaza: la epidemia de gripe A. El viajero y fotógrafo checo, Marian Sucha, quien asistió a la feria Tianguis Turístico 2009, conversó con Radio Praga sobre la atmósfera que se vivió en este encuentro.

El Tianguis Turístico de Acapulco es la principal feria de turismo de América Latina, en la que México exhibe su diversa oferta de destinos y servicios turísticos a los visitantes de mercados internacionales.

Su edición número 34, celebrada entre los días 26 y 29 de abril, fue algo especial. Las empresas turísticas de México, perjudicadas gravemente por los efectos de la crisis económica, habían puesto todas sus esperanzas en esta actividad. Pero la epidemia de la gripe A acabó definitivamente con sus sueños, destaca Marian Sucha.

“Apenas llegamos a Acapulco, el día 25 de abril, recibimos las primeras noticias catastróficas sobre la influenza. Los periodistas empezaron a preocuparse de cómo regresar a sus países y también algunos mayoristas pensaron en salir de allí. Así que durante el primer día de la feria se fue una gran parte de los participantes”.

Por si fuera poco, el día 26 de abril un sismo de cinco grados Richter sacudió a Acapulco. A pesar de que los temblores tardaron sólo unos cuantos segundos, muchos prefirieron abandonar la zona.

Desde que se anunció oficialmente la epidemia del virus AH1/N1, varios operadores turísticos han cancelado los vuelos directos a México, con lo que se ha reducido de forma considerable el número de visitas al país. Sucha nos da un ejemplo para ilustrar esta situación.

“Hablé con un gerente de Camino Real, de Oaxaca, que es uno de los hoteles más lindos de México, y él me dijo que antes del 25 de abril habían tenido un 95 por ciento de reservaciones, pero que después de las malas noticias la ocupación del hotel cayó al 15 por ciento”.

Foto: CTKFoto: CTK El Gobierno Federal de México prepara un plan de emergencia para el sector turístico. Marian Sucha adelanta algunas medidas que se planean adoptar.

“Mantener el empleo en el sector de turismo, porque aquí se trata de trabajadores con cualificación pero también de aquellos que viven sólo de la propina; apoyar el tránsito de los cruceros; realizar promoción turística en Estados Unidos y Canadá y lanzar una campaña en Europa”.

La crisis del turismo mexicano podría favorecer a los visitantes de otros países. Se espera que el precio de los viajes a México alcance su mínimo histórico este año.

13-05-2009