¿Fin de la cultura en la República Checa?

11-02-2004

Los artistas checos se sublevan. En el marco de la reforma de las finanzas públicas, el Gobierno aprobó recientemente aumentar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de las entradas a los establecimientos culturales particulares. Los dueños de los cines y teatros privados afirman que en tal caso se verían obligados a declararse en bancarrota.

El Gobierno propone aumentar el IVA de las entradas a los eventos culturales particulares del cinco al 19 por ciento. Los cineastas y teatristas objetan que el proyecto es discriminatorio, ya que los establecimientos e instituciones culturales estatales no pagan IVA y en el futuro podrían mantener los precios actuales.

Por su parte, el ministro de Cultura, Pavel Dostál, anunció este martes que no apoyará el proyecto en la Cámara de Diputados y su postura podría ser decisiva, ya que la coalición gubernamental dispone en la Cámara Baja de una mayoría apretada de un sólo voto.

"El aumento del IVA es una insensatez, ya que no traerá los medios financieros necesarios. El Estado embolsaría por el aumento de los precios de las entradas como máximo unos ocho millones de euros, una suma que no puede salvar el déficit presupuestario", expresó el ministro de Cultura, amenazando que en caso de que no logre anular dicho proyecto, está dispuesto a bloquear en la Cámara Baja todo el paquete de la reforma de finanzas públicas, aprobada por el Gobierno.