Febiofest celebra su mayoría de edad

25-03-2011

La edición 18 de Febiofest, el festival de cine más importante de Praga, fue inaugurada este jueves. Y a su habitual mezcla de buenas películas de todos los rincones del planeta, cerca de 200 estrenos exclusivos en el país, y la mejor música alternativa checa, con varios conciertos en vivo cada día, se suma un homenaje al cine mexicano.

Todos los años por estas fechas, con el comienzo de la primavera, Praga celebra su fiesta cinematográfica más grande.

Lo que destaca a Febiofest de otros festivales de cine en el país, que se cuentan por centenares, es que en sus 17 ediciones anteriores, ha sabido aunar el cine de calidad, a precios asequibles, con las propuestas más interesantes de la bullente escena musical checa, con varios conciertos gratuitos al día.

Una semana intensa en la que podrán verse películas españolas (como ‘Balada Triste de Trompeta’, la última de Alex de la Iglesia), el habitual y muy exitoso Panorama Latinoamericano, y un ciclo especial, denominado ‘Qué Viva México’, dedicado a lo mejor del cine azteca más reciente.

Fero Fenič, foto: ČTKFero Fenič, foto: ČTK Fero Fenič, el director de Febiofest, resumía en la Televisión Checa la filosofía de este festival.

“Bueno, como todos los años, ofrecemos las películas más interesantes de todo el mundo que han sido hechas más o menos durante el último año. Intentamos que nuestro programa sea como una vuelta cinematográfica al mundo, quiere decir que no nos enfocamos solo en las cinematografías ya consolidadas ni en las producciones más famosas y conocidas, sino que queremos que el espectador descubra países, creadores y películas que no conocen. Eso lo prueba el hecho de que este año tenemos casi 200 películas de 56 países del mundo”.

Raúl RuizRaúl Ruiz Dentro de la programación destacan dos películas de casi cinco horas de duración cada una: la francesa ‘Carlos’, de Olivier Assayas (que viene a Febiofest como invitado), sobre la vida del famoso terrorista venezolano conocido como el Chacal; y la portuguesa ‘Misterios de Lisboa’, del más importante cineasta chileno de la historia, el prolífico Raúl Ruiz.

Esa es la gracia de Febiofest: una eclosión multicultural que atrapa todos los sentidos, con una especial sensibilidad hacia el cine latinoamericano.

Štefan Uhrík, el programador de Febiofest, se refería así a la esencia de esas cinematografías.

Štefan UhríkŠtefan Uhrík “El cine latinoamericano cautiva al espectador checo por varias razones. Se trata de una fuente inagotable de historias increíbles, pobladas por seres con destinos extraños y variados, con una imaginación sin límites de sus realizadores, un especial sentido de la cotidianidad, la empatía con el dolor humano y el coraje de aventurarse por los caminos más inexplorados. Esos son los rasgos esenciales de la industria fílmica de esa región del mundo”.

Este año, en la sección denominada Qué Viva México, uno de los invitados principales será el realizador Felipe Cazals, que mostrará su más reciente filme, ‘Chicogrande’, sobre Pancho Villa.

Todo aderezado con varios conciertos en vivo al día, con los representantes más valiosos de la escena alternativa checa, con grupos como Čankišou, Lealoo, Bran y Basta Fidel, que están dando que hablar no solo en Chequia, sino también más allá de sus fronteras.

Febiofest se celebra hasta el 1 de abril en Praga, en el Cinestar de Anděl, y después viaja a provincias y también a Eslovaquia.

25-03-2011