Exposición en Praga cuenta historias desconocidas de Navidad

22-12-2009

Adornos y arbolitos de Navidad, pesebres y juguetes infantiles se pueden ver estos días en el Castillo de Praga en la exposición ‘Desde Navidad hasta Navidad’. Los objetos expuestos proceden de la colección histórica del afamado caricaturista checo Ivan Steiger y su esposa Eva.

Pirámides de Navidad hechas de varillas unidas con manzanas, símbolo de la vida y fertilidad. Cascanueces y františek que son figuritas de madera que sirven para quemar los inciensos navideños. Tiendas en miniatura de un mercado navideño y calendarios de Adviento de papel con motivos de cuentos de hadas. Ositos de peluche sentados a la mesa con la cena de Nochebuena.

Todo ello lo ofrece la exposición ‘Desde Navidad hasta Navidad’, una muestra de la amplia colección del matrimonio Steiger. Ivan Steiger, fundador del Museo de Juguetes en el Castillo de Praga, explica que su colección se ha formado poco a poco en el transcurso de más de 30 años.

“Yo colecciono juguetes viejos. En su búsqueda me he encontrado en cada hogar en el desván con una caja con el rótulo ‘Navidad’ y dentro una, dos bolas de cristal, varios adornos. Me los llevé con mucho placer hasta que un día me di cuenta que tenía muchos. Por eso aplaudí la oportunidad de hacer esta exposición. Me permitió hacer una selección en la colección y cerrarla de cierta manera”.

La exposición narra la historia del árbol navideño cuyas raíces salen de las celebraciones paganas de solsticio de invierno y la noche más larga del año. La tradición del arbolito que conocemos hoy surgió hace casi 600 años, según cuenta Ivan Steiger.

“Al principio los árboles navideños se decoraban sólo con adornos comestibles. También en Bohemia existían invernaderos especiales donde se cultivaban frutas del sur, es decir higos, dátiles, limones, naranjas, sólo para Navidad. Como no todo el mundo podía permitirse comprar frutas frescas, la gente empezó a sustituirlas con adornos de papel, cera, masa de papel y al final de cristal. Así que los adornos más antiguos imitan distintas especies de bayas, frutos de bosques y de la huerta como manzanas, peras, etc.”.

Los visitantes pueden enterarse de que los primeros arbolitos artificiales se fabricaban de plumas de gansos, que en 1878 fue publicado el primer libro con instrucciones para hacerse decoraciones navideñas en casa y que la tecnología de plateadura de adornos de cristal fue inventada por Justus Liebig de Smržovka, en Bohemia del Norte.

En la exposición se proyectan además películas animadas de Ivan Steiger sobre pesebres checos y juguetes populares.

Foto: www.odvanocdovanoc.cz

22-12-2009