Expertos checos producen agua del aire en Emiratos Árabes Unidos

06-08-2019

Un grupo de científicos de la Universidad Técnica Checa de Praga comenzaron a ensayar en el desierto de los Emiratos Árabes Unidos un aparato capaz de fabricar agua a partir del aire.

Solar Air Water Energy Resource (S.A.W.E.R.), foto: Energetika ČVUTSolar Air Water Energy Resource (S.A.W.E.R.), foto: Energetika ČVUT Varios centenares de litros de agua al día es capaz de fabricar el aparato de origen checo llamado Solar Air Water Energy Resource (S.A.W.E.R). Este aprovecha la energía solar y reúne el agua de las moléculas de humedad del aire. Los científicos checos que desarrollaron este dispositivo, decidieron ensayarlo en el desierto de Sweihan, en las afueras de Abu Dhabi, para verificar por ejemplo su resistencia a las altas temperaturas, a la arena, u a otros fenómenos naturales.

A los Emiratos Árabes Unidos los expertos checos se llevaron una versión móvil del aparato S.A.W.E.R. Ahora quieren saber cuánto tiempo tardará en crear un oasis en torno a él. El agua que por unos tubos sale del dispositivo ubicado a unos 80 kilómetros de distancia del mar es potable, como si uno tomara agua del grifo. Y la relativamente alta humedad en el lugar que responde a 18 gramos de agua por metro cúbico, permite fabricar una cantidad considerable de este líquido sustancial para el hombre, sostiene Bořivoj Šourek, de la Universidad Técnica de Praga, uno de los autores del nuevo mecanismo.

Tomáš Matuška y Bořivoj Šourek, foto : Energetika ČVUTTomáš Matuška y Bořivoj Šourek, foto : Energetika ČVUT ”La concentración de agua en el aire en el lugar es cuatro veces mayor a la que está adaptado nuestro aparato. En condiciones normales somos capaces de fabricar entre 100 y 200 litros de agua al día, pero en estas condiciones, con una humedad de 18 gramos por metro cúbico, es posible que lleguemos a 400 litros”.

En el desierto, el dispositivo checo se encuentra situado en las cercanías de unas fincas donde crían camellos de carrera. A estas fincas vienen frecuentemente los beduinos en busca de agua. Justamente a este tipo de personas que viven lejos de las fuentes de agua potable podría ayudar el dispositivo fabricado por los científicos checos, de acuerdo con Tomáš Matuška, jefe del grupo de científicos que desarrollaron el aparato S.A.W.E.R.

”Semejante instalación podría ayudar a los habitantes de los desiertos a tener acceso al agua y cultivar plantas. Porque en estos lugares difícilmente alguien llegará a extender tuberías para la conducción de agua y cables de electricidad para su bombeo. Tampoco conducen allá carreteras de asfalto. La ventaja de nuestro aparato es que su versión móvil es relativamente fácil de trasladar y es capaz de fabricar agua del aire en cualquier sitio”.

Tecnologías semejantes eran desarrolladas hasta el presente para fines militares exclusivamente. Además, lo específico del proyecto checo es la fabricación del agua a partir de fuentes de energía renovables. En este caso de energía eólica. Por ello también la fabricación del agua en base al aire puede transcurrir durante el día y unas pocas horas al comenzar la noche, cuando la energía solar se mantiene todavía en el dispositivo.

Tras terminar los ensayos del nuevo aparato creado por los científicos checos, una versión de menor tamaño será presentada en el pabellón checo en la Exposición Mundial que tendrá lugar en otoño del próximo año en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos.

06-08-2019