Expertos checos participan en las mayores maniobras de defensa cibernética del mundo

Expertos checos participaron en las mayores maniobras de seguridad informática en tiempo real del mundo, organizadas por la OTAN. El objetivo de los juegos de guerra ha sido probar los sistemas nacionales de seguridad y la cooperación internacional.

Foto: CCDCOEFoto: CCDCOE El Centro de Excelencia de Defensa Cibernética Cooperativa de la OTAN ha venido celebrando maniobras de guerra cibernética desde 2010, con el fin de que los expertos de los países miembros y sus aliados practiquen la protección de los sistemas informáticos nacionales e infraestructuras estratégicas ante la presión de un eventual ataque cibernético grave.

Uno de los especialistas checos de mayor rango Tomáš Minárik, que es miembro del centro de ciberdefensa de la OTAN, dijo a la Radiodifusión Checa que en las maniobras se toman en cuenta muchos aspectos, ya sea técnicos o legales.

“Tratamos de que las maniobras tengan un nivel técnico muy alto, de que sean estratégicas, y que respeten las normas legales. En tiempo real enviamos correos electrónicos a los equipos y, por ejemplo, les decimos que se ha caído un dron y que hay que solucionar el problema”.

La defensa cibernética se empezó a intensificar a partir de los ataques sufridos por Estonia en 2007, cuando los hackers intervinieron las páginas del gobierno y afectaron los servidores de infraestructuras estratégicas del país, tal y como recordara Jaak Tarien, director del Centro de Excelencia de Defensa Cibernética Cooperativa de la OTAN.

Foto: CCDCOEFoto: CCDCOE “La experiencia vivida en Estonia durante el ataque cibernético de 2007 fue lo que impulsó estas maniobras. Es por eso que queremos que las demás naciones y sus especialistas estén en condiciones de repeler semejantes presiones”.

En las maniobras de este año participaron representantes de 30 países. Se trató de 1500 expertos militares y del sector privado. El campo de batalla de la guerra cibernética fue la ficticia isla de Berylia, miembro de la OTAN. De acuerdo con el guion establecido la isla es atacada por hackers que han empezado a crear problemas que provocan inestabilidad general.

Los equipos de ayuda, que se encuentran en sus países de origen, deben reaccionar lo más rápido posible y salvar la ficticia Berylia, que en realidad está en la ciudad de Tallin.

Foto: CCDCOEFoto: CCDCOE Los organizadores de las maniobras insisten en que lo más importante de los ejercicios es participar y descubrir las partes fuertes y más vulnerables de los sistemas nacionales.

El experto checo, Miroslav Feix, representante de las Fuerzas Armadas, saludó la participación e indicó que el equipo nacional demostró que dispone de muy buen nivel.

“Topamos con algunas dificultades en lo referente a la comunicación. Se trató de quién puede compartir determinadas informaciones. Pero creo que nuestra participación ha tenido muy buen nivel”.

Además del Centro de Excelencia de Defensa Cibernética Cooperativa de la OTAN en la organización de la maniobras participaron las Fuerzas de Defensa de Estonia, las Fuerzas de Defensa de Finlandia, el Comando Europeo de Estados Unidos, el Instituto de Investigación de Seguridad Nacional de la República de Corea y la Universidad de Tecnología de Tallin.