Exhibición en Praga recrea invasión de agosto de 1968

Con motivo del aniversario número 50 de la invasión soviética de Checoslovaquia, se ha inaugurado una exhibición en el antiguo ayuntamiento con 200 fotografías que documentan el suceso. La mayoría pertenecen a archivos privados y un número de ellas están siendo mostradas por primera vez en público.

Foto: Bohumil Dobrovodský, de la exhibición 'Invasión Soviética-Agosto de 1968'Foto: Bohumil Dobrovodský, de la exhibición 'Invasión Soviética-Agosto de 1968' El hundimiento del movimiento reformista de la primavera de Praga se dio el 21 de agosto de 1968 cuando tropas del pacto de Varsovia lideradas por la Unión Soviética invadieron Checoslovaquia.

Foto: Vladimír Lammer, de la exhibición 'Invasión Soviética-Agosto de 1968'Foto: Vladimír Lammer, de la exhibición 'Invasión Soviética-Agosto de 1968' Estos dramáticos y traumáticos hechos son capturados en “Invasión Soviética-Agosto de 1968”, una exhibición que acaba de ser abierta en el antiguo ayuntamiento de Praga.

Dentro de las diferentes cautivadoras imágenes en exposición, está la de un grupo de jóvenes que sostiene una bandera ensangrentada a través del centro de Praga. Esta fotografía fue tomada por Libuše Kyndrová, cuya hija, Dana Kyndrová, es una de las organizadoras de la exhibición.

“Por supuesto que los momentos más dramáticos tomaron lugar en frente de la Radio Checoslovaca. La gente estaba tratando de prevenir que la estación fuera ocupada porque como lo sabemos, los medios de comunicación tienen una gran influencia. La sangre en la bandera es de una de las víctimas y la gente que está en la imagen, la está llevando desde la Plaza de Venceslao probablemente hasta la Plaza de la Ciudad Vieja.” Dana Kyndrová tenía 13 años cuando acompañó a sus padres al centro de la ciudad.

“Me pareció todo muy emotivo claro, porque todo el mundo estaba esperando que la Primavera de Praga continuara y ahora todo había terminado.”

Hay aproximadamente 190 imágenes en la exhibición, la mayoría de Praga. Representan el trabajo de más de tres docenas de fotógrafos, casi todos de ellos profesionales, así como un número de imágenes que nunca habían sido exhibidas al público.

Miroslav Huček, de la exhibición 'Invasión Soviética-Agosto de 1968'Miroslav Huček, de la exhibición 'Invasión Soviética-Agosto de 1968' Algunas captan mensajes improvisados de humor negro, en uno de ellos, por ejemplo, se puede leer: “Beban vodka, no nuestra sangre”.

Pero las fotografías que más afectan son las que muestran el centro de Praga convertido en una zona de guerra, incluyendo humo, barricadas aplanadas y civiles siendo transportados en camillas.

Entre aquellos que asistieron a la inauguración, estaba Igor quien tenía 20 años en agosto de 1968. Dijo a la Radiodifusión Checa que había estado en la cima de la Plaza de Venceslao durante el primer día de lo que se convirtió en una ocupación de dos décadas.

“Había muchos tanques. ¡La gente incluso decía que esto podría ser una prueba de carga para el sistema de metro cuando condujeron por la plaza! La gente comenzó a reunirse espontáneamente, nadie tuvo que ser persuadido. Yo en ocasiones pensé, “Dios, son valientes”. Vi a chicos saltando encima de los tanques, perforando los tanques de combustible y prendiéndoles fuego.”

A pesar del título de la exhibición, está de hecho se alarga hasta la primavera, capturando también eventos como el funeral de Jan Palach y celebraciones de una victoria de hockey contra los soviéticos en marzo de 1969.