Ex presidente, Václav Havel: un año después

18-02-2004

Por primera vez después de abandonar hace un año su cargo presidencial, Václav Havel se expresó ante la prensa en torno a la situación en la República Checa.

Václav Havel, foto: CTKVáclav Havel, foto: CTK El ex presidente Havel inauguró su encuentro con los periodistas de una manera poco usual: tocando con una pequeña armónica una melodía semejante a las fanfarrias presidenciales.

Havel se expresó por primera vez sobre la reforma gubernamental de las finanzas públicas, señalando que está de acuerdo con quienes afirman que los políticos no son unánimes en cuanto a la reforma y cambian de opinión permanentemente. El ex presidente señaló, sin embargo, que se niega a dar opiniones más amplias sobre la política nacional.

"No quiero retirarme de la política, pero rechazo comentar cada pequeño detalle o intervenir en los juegos políticos. Pero en caso de necesidad estoy decidido a levantar la voz".

Havel se negó también a comentar la labor del actual presidente, Václav Klaus. Pero señaló que le molesta la personificación de sus relaciones mutuas. Klaus, según Havel, le ofendió al afirmar en una entrevista que "lo que hizo Havel, lo hizo para su beneficio propio". "Me sentí como si escupiera sobre mi vida", afirmó Havel.

Václav Havel, foto: CTKVáclav Havel, foto: CTK En cuanto a Irak, el ex presidente apuntó que está de acuerdo con la intervención de los aliados a ese país, aunque no hayan sido encontrados argumentos no el momento preciso para poder defender la intervención militar.

Havel afirmó también que siguen aumentando sus simpatías hacia los ecologistas y los partidos Verdes. Explicó sus posturas críticas hacia la protección del medio ambiente en la República Checa y todo el planeta.

Además, el ex presidente prevé seguir apoyando a los movimientos pro democráticos y disidentes en Cuba, Bielorrusia o Birmania. Junto con su esposa se dedicará también a la fundación caritativa Vize 97.

18-02-2004