Eurostat: el riesgo de pobreza juvenil en Chequia es el más bajo de la UE

28-01-2019

Según Eurostat, Chequia es el país de la UE con menor riesgo de pobreza juvenil. Sin embargo, trabajadores sociales checos consideran que las estadísticas son relativas.

Foto ilustrativa: marcino / Pixabay CC0Foto ilustrativa: marcino / Pixabay CC0 Las datos de la Oficina Europea de Estadística señalan que los jóvenes checos que tienen un trabajo son porcentualmente los que menos están en riesgo de pobreza de toda la Unión Europea, con una cifra de un 1.5%.

Eurostat considera que los jóvenes en riesgo de pobreza son aquellos de entre 18 y 24 años que viven en un hogar donde los ingresos per cápita no llegan al 60% del ingreso mediano.

Para los trabajadores sociales, esta forma de contar hace que muchos jóvenes que viven con sus padres en una situación difícil no aparezcan en las estadísticas, ya que basta con que cada uno de los progenitores tenga un ingreso mínimo. Como revela un estudio de la agencia Median para la organización Caritas de la República Checa, más de un 20% de los jóvenes checos de entre 18 y 30 años se encuentran en riesgo de pobreza.

Marina Veverková, foto: YouTubeMarina Veverková, foto: YouTube Indican además que la situación afecta mucho más a las chicas jóvenes, como explica Martina Veverková, analista social de Caritas.

“En las mujeres recae el cuidado de los niños, y suelen pedir la baja por maternidad. Pero los hombres de la misma edad tienen la posibilidad de adquirir experiencia y es más probable que obtengan un trabajo mejor, mientras que las mujeres de esa edad con niños no tienen esa posibilidad por haber estado de baja”.

Advierte asimismo de que los porcentajes no crecen solo según el género, también se ven más afectadas las familias jóvenes, o quienes viven solo con uno de sus padres, así como los jóvenes que viven solos.

Otro factor a tener en cuenta es la educación, a menor nivel educativo, más probabilidades de cruzar la línea de la pobreza. En muchos casos, se trata también de jóvenes que han vivido situaciones difíciles en casa desde pequeños, añade Veverková.

“Normalmente familias que han tenido que mudarse varias veces, lo que significa cambiar a los hijos de escuela, y eso dificulta el aprendizaje. También se trata de jóvenes procedentes de familias desestructuradas o que vieron problemas económicos en su niñez, como que su familia estuviera endeudada o perdiera el piso”.

Daniel Hůle, foto: Šárka Ševčíková, ČRoDaniel Hůle, foto: Šárka Ševčíková, ČRo Los problemas relativos a la pobreza se acrecentan en gran medida por culpa de las deudas, que acaban desencadenando embargos y en el peor de los casos desahucios.

Estos problemas también afectan a los jóvenes checos, pues se estima que entre todas las personas que pasan por un embargo en la República Checa, alrededor del 12% tienen entre 18 y 29 años.

Y son precisamente los jóvenes uno de los sectores más desprotegidos en este sentido, como explica Daniel Hůle, analista de Hombre en Emergencia.

“En el momento en que te ves en una situación de embargo ya puedes estar por debajo del umbral de la pobreza. El sistema comercial está enfocado a estos jóvenes, que son todavía en gran parte intachables. Eso significa que hay una serie de productos que son relativamente lesivos, y estas personas desgraciadamente no siempre actúan de la manera más cautelosa”.

De acuerdo con los últimos datos de Eurostat, los cinco países de la Unión Europea donde un mayor porcentaje de jóvenes trabajadores se encuentran en riesgo de pobreza son Rumanía (28.2%), Luxemburgo (20%), Dinamarca (19.1%), España (19%) y Estonia (18.4%).

28-01-2019