Europa Occidental abre su mercado laboral a los checos

14-03-2006

Varios países de la Unión Europea abrirán sus mercados de trabajo para los trabajadores de los nuevos países comunitarios.

Canciller checo, Cyril Svoboda (a la derecha) y el ministro de AA.EE. portugués, Diogo Freitas do Amaral (Foto: CTK)Canciller checo, Cyril Svoboda (a la derecha) y el ministro de AA.EE. portugués, Diogo Freitas do Amaral (Foto: CTK) Tan sólo tres países, Gran Bretaña, Irlanda y Suecia, abrieron su mercado laboral tras la ampliación de la Unión Europea en 2004 a los nuevos miembros comunitarios, entre ellos la República Checa.

Sin embargo, la situación ha cambiado este año, ya que otros países de la UE decidieron permitir la circulación libre de mano de obra de los nuevos miembros comunitarios. En la reunión con el canciller checo, Cyril Svoboda, anunció esta intención el ministro de AA.EE. portugués, Diogo Freitas do Amaral:

Canciller checo, Cyril Svoboda y el ministro de AA.EE. portugués, Diogo Freitas do Amaral (al fondo Vít Kolar) Foto: CTKCanciller checo, Cyril Svoboda y el ministro de AA.EE. portugués, Diogo Freitas do Amaral (al fondo Vít Kolar) Foto: CTK "En Portugal no trabajan en la actualidad muchos ciudadanos checos, pero les daremos la bienvenida, ya que disponen de alta cualificación laboral y buena formación. Así pueden contribuir de manera considerable a nuestro desarrollo económico y social," declaró el ministro portugués.

A la iniciativa de Portugal se han sumado también España y Finlandia. Los checos pueden trabajar en esos países a partir del 1 de mayo del presente año.

Otro miembro de la Unión Europea que se propone abrir su mercado de trabajo es Francia, pero en su caso será una apertura paulatina. Como declaró el primer ministro galo, Dominique de Villepin, las restricciones para los nuevos países comunitarios serán canceladas primero en los campos en donde Francia no logra ocupar los puestos de trabajo con sus propios recursos.

Otros países de la Unión Europea no seguirán el ejemplo de sus vecinos. Alemania, Austria y Bélgica han anunciado que mantendrán el plazo previamente estipulado y no autorizarán la circulación libre de mano de obra hasta el año 2011.