Estudiantes checos solicitan Nobel de la Paz para Nicholas Winton

10-10-2007

Estudiantes checos promueven una petición en la que solicitan el Premio Nobel de la Paz para el británico Nicholas Winton, que salvó del holocausto a 669 niños judíos de la entonces Checoslovaquia. Hasta la fecha reunieron más de 32 mil firmas.

Nicholas Winton y los estudiantes checos (Foto: CTK)Nicholas Winton y los estudiantes checos (Foto: CTK) Diariamente aumenta el número de firmas en la petición, a la que se sumó el ministro de RR.EE. checo, Karel Schwarzenberg. "Estoy gratamente sorprendido por la idea que surgió entre estudiantes checos con motivo de la llegada a Praga de Nicholas Winton", sostuvo el jefe de la diplomacia checa. Agregó que envió una carta al Comité del Premio Nobel, en Oslo, Noruega, informando sobre la iniciativa de los escolares checos.

Los estudiantes checos se reunieron el martes con Nicholas Winton, quien llegó a Praga para asistir a la conferencia internacional Foro 2000.

"Se trata de un verdadero héroe que, sin duda, merecería el premio", destacó el presidente de la Academia Cristiana Checa, Tomas Halík.

"La acción de Nicholas Winton representa una señal muy importante en el actual mundo dividido, en el que las diferencias culturales y religiosas se convierten en detonadores de conflictos. Es importante saber que existen personas capaces de ayudar desinteresadamente, lo que testimonia el hecho de que su actitud heroica fue descubierta por pura casualidad".

Nicholas Winton, premiado con la orden de T.G.Masaryk (Foto: CTK)Nicholas Winton, premiado con la orden de T.G.Masaryk (Foto: CTK) Diari El cuaderno en el que Winton conservaba las fotos y los nombres de los niños salvados fue descubierto por su esposa en 1988 durante la limpieza del desván de su casa, según explica Alice Klímová, una de las niñas salvadas.

"La esposa le preguntó qué era ese libro. Él se lo explicó y le dijo que lo tirara. Afortunadamente, ella no lo hizo. Así, después de medio siglo, logré enterarme a quién le debo mi vida", dijo Klímová.

Nicholas Winton llegó a Praga en 1938 para colaborar con el comité británico para refugiados que ayudaba a ciudadanos judíos emigrar del país ante la amenaza nazi. Winton se dio cuenta de que no existía una organización similar para menores y decidió organizar la ayuda por su propia cuenta. Se dirigió a gobiernos de varios países que, según consideraba, podrían ofrecer refugio a niños judíos. Sólo recibió respuesta positiva por parte de Suecia y de su propio país, Gran Bretaña.

Winton logró evacuar de Praga a 669 niños judíos. El último tren con 250 niños con destino a Londres, previsto para el 1 de septiembre de 1939, no pudo partir debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial. En vez de Gran Bretaña, esos 250 niños fueron enviados a los campos de concentración nazi.

En 1998 Nicholas Winton fue laureado por el entonces presidente checo, Václav Havel, con la orden de Tomas Garrigue Masaryk.

10-10-2007