Estados Unidos extraditará a Dahlgren, sospechoso de matar a cuatro personas en Chequia

13-09-2013

El Tribunal Federal de Estados Unidos ha decidido que Kevin Dahlgren sospechoso de asesinar a cuatro personas en la República Checa, reúne las condiciones para ser extraditado. La defensa de Dahlgren tratará sin embargo de recurrir la resolución.

Kevin Dahlgren, foto: ČTKKevin Dahlgren, foto: ČTK Kevin Dahlgren, ciudadano estadounidense de veinte años, hizo las maletas el pasado 23 de mayo y tomó un taxi que le llevó de la ciudad de Brno, donde vivía, al aeropuerto de Viena. De allí tomó un avió de regreso a Estados Unidos. Fue detenido nada más bajar del avión. Se le acusaba de haber asesinado en Brno a su prima, su marido y los dos hijos del matrimonio.

El muchacho, reclamado por la Justicia checa, fue puesto en prisión preventiva en su país natal hasta que se decidiera si debía ser o no extraditado. Este jueves el Tribunal Federal estadounidense ha dado luz verde a que el presunto asesino sea puesto en manos del Gobierno checo. La noticia confirma el buen trabajo de las autoridades, según la portavoz de la Policía de Moravia del Sur, Petra Vedrová.

“Vemos la resolución de la justicia estadounidense como un impulso positivo y una buena señal. La colaboración de la Fiscalía de la región y el Ministerio de Justicia ha funcionado bien, ya que las pruebas aportadas a las autoridades estadounidenses han sido suficientes”.

El Tribunal estadounidense no ha tenido como cometido determinar la culpabilidad de Dahlgren, sino establecer si existen pruebas suficientes que justifiquen su extradición. En contra del acusado ha jugado la declaración de varios testigos, que vieron a Dahlgren en las inmediaciones de la casa de su prima a la hora en que sucedió el crimen. La prueba clave ha sido sin embargo los pantalones cortos que llevaba el muchacho en la maleta al llegar a Estados Unidos y que presentan manchas de sangre que se corresponden con el ADN de las víctimas.

Por su parte Kevin Dahlgren insiste en su inocencia y afirma que al llegar a casa y ver los cuerpos tuvo un ataque de pánico. Tenía miedo de que el asesino quisiera matarle a él también y escapó rápidamente del país. La defensa recurrirá ahora la decisión del Tribunal, amparándose en la presunta irregularidad de la detención de su defendido, lo que según su versión invalidaría todo el proceso.

Dentro de dos meses se inspeccionarán las razones de la defensa y, en caso de ser desestimadas, solo hará falta el visto bueno del Departamento de Estado para que Dahlgren sea enviado a la República Checa para ser juzgado. En caso de ser condenado le esperaría una condena a cadena perpetua.

13-09-2013